Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El inicio invicto de la UD, como en el último ascenso

Las Palmas arrancó la temporada 2014-15 con cinco encuentros sin conocer la derrota | El récord sin perder, siete partidos con Uribe

Los jugadores de la UD Las Palmas celebran el segundo gol del equipo, de Marc Cardona, en Málaga. | | LOF

El arranque liguero de la UD tiene ilusionado al entorno del equipo amarillo. Invicto en las cuatro jornadas disputadas, con dos triunfos y dos empates, el último ante un Deportivo Alavés recién descendido de Primera, los números siguen la estela del rendimiento que cuajó Las Palmas de Paco Herrera en la temporada 2014-15. Esa fue, precisamente, la última campaña que puso la Isla patas arriba, el 21-J, con el gol de Sergio Araujo que puso fin a una larga racha de 13 campañas alejado de la máxima categoría del fútbol nacional.

La nebulosa que envuelve el embrujo de García Pimienta en el banquillo insular, capaz de gestar el récord de partidos imbatidos en las últimas jornadas de la temporada pasada y establecer un nuevo registro de la categoría para meterse en el Playoff por el ascenso, continúa esta campaña. Cuatro partidos más en liga regular sin caer. Sin contar el fatídico Playoff, la UD con el sello del catalán acumula ya 13 duelos sin hincar la rodilla.

Con este viento de cola, a la afición amarilla ya no se muestra timorata ante la idea de regresar a Primera. Más aun cuando la estadística es propicia para ello, al menos en lo que respecta a la última vez que lo hizo la UD.

El equipo que por entonces dirigía Paco Herrera arrancó la temporada 2014-15 con cinco jornadas invicta. 2-0 a la Llagostera, un empate 1-1 frente al Mallorca, y cuatro triunfos más: 3-0 al Lugo, 1-2 contra el Racing de Santander y 4-1 ante el Alcorcón. Ahí llegó el Tenerife y Araujo con un tanto en propia puerta cedió la primera derrota del año.

Sin embargo, tras el traspiés en el derbi, la legión amarilla, todavía sin contar con Jonathan Viera, que se encontraba apático en Lieja, encadenó otros once partidos sin perder. Seis victorias y cinco empates; con un paréntesis al perder contra Osasuna, y proseguir con tres triunfos y dos empates. Después la cosa se complicó y hubo que esperar a verse en la guagua.

Esa línea de jornada sí jornada también sin caer es la que quiere surcar la UD de Pimienta para llegar al kilómetro 42 con el objetivo cumplido de haber ascendido y que por tanto no le ocurra al igual que le pasó tanto en la campaña 2018-19 con Manolo Jiménez comandando el inicio, como en la 2002-03 con Yosu Uribe.

Con el Costalero Jiménez se alcanzaron las seis jornadas invictas. Cuatro triunfos –Reus, Nàstic de Tarragona, Extremadura y Málaga– y dos empates –Albacete y Zaragoza–. Hasta ahí aguantó la creedibilidad del técnico andaluz y el megaproyecto de Toni Otero, pues con solo un triunfo más hasta la jornada 14 le costó el puesto.

En lo que respecta al curso 2002-03, también tras haber descendido de Primera, la UD le dio el equipo a Yosu Uribe para regresar cuanto antes a la máxima categoría, y al menos en el arranque liguero dio esos síntomas al encadenar siete encuentros invicto con tres triunfos y cuatro tablas. Sin embargo, la irregularidad de apoderó del equipo amarillo y finalmente concluyó el curso en la quinta posición.

Cabe destacar que la UD ha empezado seis veces con cuatro partidos invicto; dos con cinco encuentros, otras dos con seis sin perder y solo una vez con siete, récord histórico del club.

Compartir el artículo

stats