Cero confianzas. Las palabras bonitas siempre gustan, pero a veces puede que lleven trampa. Todos los entrenadores de los equipos que se han enfrentado a la UD hasta ahora han colocado al equipo como uno de los firmes candidatos al ascenso, incluso a las dos primeras plazas, como garantizó incluso Luis García Plaza, técnico del Alavés, tras el empate a uno en Mendizorroza la semana pasada. Ni le molesta ni le halaga, pero Xavi García Pimienta cree que las declaraciones de sus colegas tienen truco. "El halago debilita. Potenciar las virtudes de Las Palmas es fácil para que todo el mundo esté mucho más alerta. ¿El Alavés no tiene buen equipo? Tiene un equipazo. Nosotros tenemos que seguir con lo nuestro. Creo que estamos haciendo las cosas bien". Para el jefe de la nave amarilla, no cuela.

Tranquilo, sonriente, con la confianza que dan los ocho puntos de 12 posibles y también las buenas sensaciones del equipo, el técnico catalán alerto a los suyos de que ningún elogio llegado desde fuera puede alterar el curso normal del grupo, al que se suma Jonathan Viera después de tres partidos ausente por lesión. "Jony ha estado entrenando bien toda la semana. Con él somos no más fuertes, sino muchísimo más fuertes. Para mí es el mejor jugador de la categoría con diferencia, pero también tiene derecho a tener molestias, a lesionarse, a que un día pase una mala noche, a que lo expulsen. Tiene muchísimas ganas", comentó el entrenador.

Como tiene las tiene uno que no ha debutado, Vitolo, según García Pimienta. "Ha hecho casi todo el entrenamiento, también ayer. Lo he dicho desde el principio: no le vamos a meter ninguna presión porque lleva mucho tiempo sin jugar porque ha tenido problemas de lesiones. Le esperamos. En cuanto esté bien, él va a ser el primero en querer estar con el equipo. Puede ser la semana que viene o dentro de dos, tres o cuatro semanas. Estoy convencido de que va a hacer las cosas muy bien aquí. Es un chico que sale de aquí, que ha querido venir aquí y quiere quedar bien delante de toda su afición y de una directiva que ha apostado mucho por él y ha hecho un esfuerzo. Por favor, no meterle presión", aseguró. La petición sonó a lejanía. La incógnita sigue.

Cuestionado por la mayor versatilidad de la UD esta campaña, explicó: "Creo que este año tenemos que dar un paso más y lo estamos dando, de dominar más registros, no sólo ser protagonistas con el balón porque si no estás acertado de cara a gol concedes ocasiones al equipo rival. Tenemos que ser mucho más sólidos defensivamente como creo que estamos haciendo y tenemos que seguir así".

El barcelonés también se refirió a la última incorporación de la plantilla, Florin Andone, que suma ya una semana con el grupo y podría entrar en la convocatoria para medirse con el Leganés. "Es un delantero muy experimentado. Si miras su currículum, es un chico que metió 21 goles en el Córdoba y una temporada 12 y otra seis con el Deportivo de La Coruña en Primera División. Es un perfil de delantero diferente a lo que teníamos. Lleva una semana y tiene muchas ganas, con muy buena actitud", dijo.

Además, el técnico tuvo hizo una referencia al rival, que después de tres caídas en el inicio liguero venció la semana pasada al Eibar (2-1). "Las tres primeras derrotas no son reales. El Leganés mereció muchísimo más. Es un equipazo, con jugadores de muchísima calidad. Vamos a tener que hacer un partido perfecto. Seguro que van a querer el balón porque tienen capacidad para ello, y saben que si se lo quitan a Las Palmas, nosotros vamos a ser más flojos", aseveró.