Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Las Palmas se nubla en el Cantábrico (0-0)

Las Palmas, con una más durante toda la segunda parte, se lleva un punto de Santander tras reponerse a un mal inicio en el que Valles fue el salvador. Gassama y Moleiro se estrellan con el poste

41

Liga SmartBank: Racing Santander - UD La Palmas

El liderato duró una semana. Antes, como ahora, vale de poco, pero la manera en que lo perdió la UD no era de esperar. Se fue de los Campos de Sport de El Sardinero con un empate (0-0) que bien pudo ser una derrota por lo que aconteció en los primeros 20 minutos, o bien una victoria por el impulso que propició la expulsión de Pombo al filo del descanso. Con el mero hecho de la existencia de la dicotomía, algo no salió bien, y si Las Palmas pierde el control de las cosas no suele salir airada.

Con todo a favor en la segunda parte para decantar el duelo a su favor apenas creó ocasiones claras salvo un disparo al poste de Moleiro, suplente, a la hora de juego. Confiada en que el tanto llegaría, se dedicó a mover la pelota con lentitud, lo que facilitó la defensa de un equipo espoleado por la grada y envalentonado ante la adversidad. El cuadro amarillo sólo aceleró en el tramo final, cuando ya era demasiado tarde. Antes todo eso Valles había evitado dos goles con otras tantas paradas y Gassama había mandado un balón al larguero. Al final, un punto y a otra cosa.

Como cada jornada, García Pimienta dejó una sorpresa en el equipo titular; esta vez, dos. Porque Nuke Mfulu, seguramente el futbolista más en forma de la plantilla, dejó su sitio a Fabio y porque el sacrificado por el regreso de Jonathan Viera no fue Óscar Clemente, sino Alberto Moleiro. Habrá calibrado el técnico mejor que nadie el nivel de las molestias del franco-congoleño, pero el caso es que se le vio calentar con normalidad junto al resto de suplentes. También llamó la atención la prescindencia del talento del que acaba de ser convocado por primera vez con la sub 21. En cualquier caso, había un plan, y hasta ahora todas las apuestas le habían salido bien.

Pero esta vez no, porque por mucho que la UD se fuera al descanso sin haber encajado y con un jugador más, lo que le facilitaba la tarea para la segunda parte, si el Racing no marcó en los primeros 20 minutos fue porque Valles evitó dos goles con sus paradas y la suerte se alió con el cuadro canario. No tuvo que hacer mucho el conjunto de Guillermo Fernández Romo porque Las Palmas se lo puso fácil. Con una estrategia rudimentaria pero muy clara como tirar muchos centro al área desde los costados en busca de Gassama, superior a todos por alto, hizo sufrir al que empezó la jornada como líder.

El senegalés avisó ya desde el minuto 6 con un cabezazo a la salida de un córner del que luego se originó la que seguramente fue la mejor ocasión de los amarillos en el primer acto, producto de un saque en largo del portero sevillano que alcanzó Óscar Clemente, que si no vio portaría fue porque Mantilla se deslizó por el césped en el último instante para enviar la pelota al córner. Su saque tuvo como resultado un remate de Sidnei a las manos de Parera, recuperado de su encontronazo en el entrenamiento del jueves que hizo peligrar su participación. Fue lo mejor que hizo el brasileño.

Lo peor lo dejó ver poco después con un fallo de bulto: pretendió regatear a Pombo y lo que hizo fue facilitarle que le robara el balón. Lo hizo y se plantó solo delante de Valles, que salió muy bien a taponas y provocar que la meta se le hiciera cada vez más pequeña al mediapunta, que tiró en vez de regatear y encontró la pierna del andaluz. Paradón para evitar el 1-0 (12').

La grada, pese al perdón en la jugada anterior, subió un par de grados más el ambiente y tal circunstancia influyó en el arreón venidero de su equipo. Primero fue Vicente, un diablo por el lado izquierdo, el que volvió a encontrar a Gassama con un centro medido: el remate se fue alto. Luego, el propio delantero mandó el balón al larguero después de un testarazo a la salida de un córner (17'). Nadie conseguía detenerle, entre otras cosas porque las marcas fallaban.

Valles, ángel de la guarda

El gol se olía como el Mar Cantábrico a unos 200 metros de distancia, pero si no llegó en la tercera acción de peligro del Racing sin reacción de la UD fue porque Valles volvió a disfrazarse de ángel de la guarda. Vicente encontró a Pombo con un pase preciso por encima de Álex Suárez y este centró por bajo desde la zona izquierda del área. Gassama no llegó a rematar, pero sí Mboula, que llegaba como un toro por la derecha. Deseó el gol con su tiro por bajo, pero se topó con la inspiración del sevillano (19').

Alguien en la tribuna de los Campos de Sport llegó a decir que en sólo 20 minutos su equipo había creado más ocasiones que en toda la temporada. De la UD nada se sabía salvo que hacía aguas en el centro del campo y en la defensa. Pero los líderes están para algo más que para los momentos buenos y fue entonces cuando Jonathan Viera asumió el mando. Con no perder la pelota, tener un mínimo de concentración y acelerar un poco era suficiente para que pasara el temporal.

Y también para dar al menos la sensación de que el amarillo era un equipo capaz de generar peligro. Los disparos lejanos de Sergi Cardona (21') y Loiodice (27') fueron sólo una declaración de intenciones; luego, el cabezazo de Lemos tras un centro del lateral izquierdo que salió cerca del poste derecho fue un aviso más serio. Cuando la UD entraba en calor y se acercaba cada vez con más cara de malo, el partido cambió: Pombo, uno de los mejores hasta ese momento, fue expulsado por una patada sin sentido al tobillo de Viera, casi en el área de la UD. Ávalos Barrera le había mostrado la amarilla, pero Pérez Pallas, sentado en Madrid, le advirtió de que era para más. Revisión, roja y cabreo de El Sardinero.

Así, después de haberse sobrepuesta a un mal momento que pudo haberle costado caro, Las Palmas entraba a la segunda parte con un jugador más para tratar de marcar uno y llevarse el partido. El plan, por tanto cambió. García Pimienta sentó a Sidnei, horroroso como casi todo el curso, por Álvaro Jiménez; y a Loiodice, con tarjeta, por Moleiro, que se convirtió en el generador de ocasiones amarillas.

Pero no fue un asedio. Primero porque a Las Palmas le faltó la pausa necesaria para organizar mejor su juego de ataque, pero también porque el Racing no se metió en su área e incluso trató de salir a la contra en unas cuantas ocasiones. En algunas de ellas provocó la zozobra amarilla. Aún así, por inercia, la UD vivió en el campo rival.

El abuso del disparo lejano no era un buena idea para Las Palmas. Con Viera más apagado, Moleiro asumió el mando y al cuarto de hora tuvo el 0-1, que no fue tal porque una pierna salvadora después de un par de regates y un tiro lo evitó (60'). Seis minutos después volvió a intentarlo, pero con el mismo resultado, sin gol, sólo que esta vez su tiro desde fuera del área se estrelló en el poste derecho de Parera (66'). Las dos ocasiones más claras las tuvo el tinerfeño, suplente.

Justo después el técnico dio entrada a Benito por Óscar y un poco más tarde a Pejiño por Sergi Cardona, y la UD dio otro paso más hacia arriba. El barbateño estuvo a punto de marcar en su primera acción después de un recorte dentro del área y un disparo con rosca, pero fue con la derecha, la mala. El balón, arriba (80').

Los minutos finales fueron el reflejo de la desesperación de la UD, incapaz de entrar en la telaraña del Racing. Un disparo de Viera desde lejos que se fue rozando el larguero (88') casi doblegó a un equipo lleno de coraje y dispuesto a no ceder aunque tuviera un jugador menos. En el tiempo añadido de cuatro minutos varias llegadas de Benito por el lado izquierdo supusieron el mayor peligro amarillo en el tramo final, pero ninguna se concretó en el gol de la victoria.

Ficha técnica.-

Racing Santader 0 - UD Las Palmas 0

(0) Real Racing Club de Santander: Parera; Mantilla, Pol Moreno, Rubén Alves, Strústegui; Iñigo, Juergen (Fausto Tienza, 73'); Mboula (Aldasoro, 73'), Pombo, Vicente (Marco Camus, 46'); y Gassama (Matheus Aias, 63').

(0) UD Las Palmas: Valles; Álex Suárez, Sidnei (Álvaro Jiménez, 46'), Curbelo, Sergi Cardona (Pejiño, 78'); Fabio, Loiodice (Moleiro, 46'), Jonathan Viera; Lemos, Marc Cardona y Óscar Clemente (Benito, 67').

Árbitro: Ávalos Barrera (C. Catalán). Expulsó al local Pombo por roja directa (42'). Amonestó a los locales Gassama y a los visitantes Loiodice, Sergi Cardona. En el VAR estuvo Pérez Pallas (C. Gallego).

Incidencias: partido correspondiente a la sexta jornada de LaLiga SmartBank, disputado en los Campos de Sport de El Sardinero ante 10.911 espectadores.

Compartir el artículo

stats