Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sandro, alternativa a Marc

El punta grancanario, recuperado de la microrrotura en el bíceps femoral izquierdo que sufrió en su primera semana como amarillo, entra en escena para debutar ante el Granada

Sandro Ramírez durante el entrenamiento de la UD Las Palmas de ayer en Barranco Seco, preparado para debutar el domingo frente al Granada en Siete Palmas. | | UDLP

Llegó la hora de Sandro Ramírez. El sueño esperado del delantero grancanario está a unas horas de hacerse realidad –salvo catástrofe o recaída médica– después de tres semanas de espera desde que firmara con la UD y llegara al equipo de su vida para emprender el reto de devolver al equipo amarillo a Primera División.

Una pausa que tuvo que asumir después de sufrir una microrrotura en el bíceps femoral de su pierna izquierda en su primera semana de entrenamientos y como consecuencia de las «ganas locas» que tenía por jugar, como desveló García Pimienta sobre los tiempos que deben tener con la puesta a punto de sus jugadores.

De esta forma, una vez Sandro está totalmente recuperado de su lesión, en el horizonte aparece el choque del domingo frente al Granada (20.00 horas,#Vamos) para que salte al césped de Siete Palmas y la afición amarilla le brinde una ovación merecedora de un hombre que hizo lo imposible por regresar al club que le formó hasta la categoría infantil, cuando tomó rumbo a La Masía y la cantera del Fútbol Club Barcelona.

Porque cabe recordar que si Sandro puede debutar el domingo como amarillo en gran parte se lo debe él mismo. El jugador insular forzó hasta la extenuación su salida del Huesca, club que tenía sus derechos como jugador y que después de ponerse en rebeldía con la entidad oscense sin ni tan siquierea acudir a los entrenamientos de la plantilla durante la pretemporada, la entidad azulgrana y Las Palmas pudieron llegar a un acuerdo para el traspaso del jugador.

Las cifras del movimiento para que Sandro rompiese su contrato con el Huesca y vistiera la elástica amarilla alcanzó el medio millón de euros en un pago que se debe realizar esta misma temporada, y con una opción de compra de 350.000 euros en caso de que el equipo no consiga ascender a Primera División, o por contra, de un millón de euros si en junio la UD es equipo de LaLiga Santander.

Un compromiso que el presidente Miguel Ángel Ramírez ya ha reconocido que va a «pagar sí o sí pase lo que pase», por lo que Sandro la próxima temporada como mínimo jugará en Las Palmas con un contrato que marque la prolongación de su vínculo hacia el futuro en la Isla –siempre y cuando se cumpla la palabra del presi–.

Alternativa en punta

Ahora, García Pimienta tendrá una nueva variante en su baraja para formar la punta de ataque con la convocatoria de Sandro Ramírez de cara al choque del domingo. Marc Cardona, que hasta la pasada jornada lideraba la tabla de goleadores de la categoría con cuatro tantos se mantendrá, a priori, como el titular, pero por detrás ya viene apretando fuerte el exjugador del Getafe, Everton, Málaga o Barça.

Las ganas que tiene Sandro de volver a sentirse el goleador que anotó 13 tantos en Primera con la camiseta del Málaga hace seis temporadas y que le catapultó a la Premier League son palpables. De los entrenamientos que compartía con Vitolo en Barranco Seco en julio al debut con el equipo de sus sueños tres meses después de que perpetrase el ambiente vivido en el Gran Canaria frente al Tenerife.

Con Florin Andone en el dique seco precisamente por otra microrrotura muscular, la alternativa como delantero centro a Marc parece la opción más viable. Máxime cuando en las bandas hay sobrepoblación de efectivos, aunque tampoco es una posición en la que Sandro le haga ascos y que también conoce en cursos pasados.

Frente a un Granada que llegará a proponer al Gran Canaria el domingo, con espacios en campo propio y con una línea defensiva mermada, el debut de Sandro podría ser «de ensueño»...

Compartir el artículo

stats