Aitor Karanka, entrenador vitoriano del Granada, mostró su disconformidad en la sala de prensa del Estadio de Gran Canaria, por el aplazamiento del partido con motivo de la tormenta tropical Hermine, afirmando que: «Nos sorprendió a todos el hecho de que nada más aterrizar el sábado, se aplazó el partido al lunes, cuando se podría haber jugado tranquilamente el domingo, que no llovió e incluso salimos a pasear».

El preparador vasco, tras la derrota ante la UD, manifestó que era consciente de que «iban a venir curvas» para su equipo en LaLiga SmartBank, y que ahora están «en ese momento», con varias derrotas consecutivas como visitante, aunque ha querido transmitir un mensaje de «tranquilidad».

Karanka dijo sobre el desarrollo del partido que en la primera parte tuvieron solo «algún desajuste» como la jugada en la que Álvaro Jiménez estrelló el balón en el poste, y que en la jugada del primer gol, al filo del descanso, les faltó un poco de «agresividad» en defensa.

Sin embargo, a su juicio, el Granada «dio la cara» en el segundo tiempo y, tras los cambios realizados porque «había que arriesgar», sufriendo las contras de la UD.

«Hay que estar tranquilos, estamos en el buen camino, compitiendo con rivales que tiene mucha calidad y van a estar arriba», resumió.