"Hemos perdido dos puntos que me duelen en el alma". Así de contundente, sin paños calientes, se pronunció García Pimienta instantes después de tener que encajar la igualada del Mirandés por 3-3 después de que su equipo dominase hasta el minuto 87 con dos tantos de ventaja y que en el 89 terminase de desaprovechar su superioridad en el marcador para, eso sí, sumar por primera vez un punto en Anduva y anular el maleficio histórico que pesaba sobre la UD en el feudo del Mirandés, incapaz de puntuar en sus seis visitas anteriores.

"Espero que esta que nos has pasado no se nos quede en el recuerdo porque no ocurra de nuevo, nos hemos puesto por delante jugando bien, íbamos 1-3 y hemos tenido ocasiones para anotar algún que otro más, me voy jodido", resaltó Pimienta sobre el devenir del encuentro y sobre si el accidente en el tramo final debe suponer un aprendizaje de cara al futuro. Pimienta, no concede margen a los errores: "El gol del empate es el descuento del primer tiempo, cuando el partido tiene que morir, y los otros dos al final de la segunda parte, no puede ocurrirnos esto", subraya.

Sobre la posibilidad de que si los jugadores están acusando algún tipo de sobrecarga física, el técnico descartó dicha reflexión. "Coco se lesiona en el tobillo porque Pinchi le pisa en una acción fortuita, después lo de Marc apunta a un problema muscular pero que habrá que esperar a llegar a Las Palmas para determinar la gravedad de la lesión", avanzó el técnico, para después seguir matizando que: "Sandro tuvo una pequeña sobrecarga muscular y por cómo estaba el partido no merecía la pena que forzara".

Asimismo, sobre la decisión de sustituir a Álvaro Jiménez durante el descanso, el entrenador explicó que de esta forma no gastaba una ventana de cambios y porque "había que hacer algo de cara a la segunda mitad", además de guardarle "porque tenía una tarjeta amarilla".

Cuestionado sobre si el Mirandés se aprovechó por el hecho de que la UD concluyese el encuentro sin un delantero centro, no cree que dicha disposición influyese en el resultado. "Teníamos a Jonathan Viera en punta, a Alberto Moleiro, Benito y Óscar Clemente en el campo, no creo que esto tuviese que ver con los dos goles del rival", sentenció Pimi.