Lugo, El Bierzo y un recuerdo

La UD encadenó una doble jornada entre Ponferrada y el Anxo Carro en 2019, al igual que esta temporada, con dos triunfos

Pedri lleva el balón perseguido por Isi Palazón, de la Ponferradina, en la temporada 2019-20; detrás Son. | | LP/DLP

Pedri lleva el balón perseguido por Isi Palazón, de la Ponferradina, en la temporada 2019-20; detrás Son. | | LP/DLP / David Rodríguez

David Rodríguez

David Rodríguez

Como ocurriese en la temporada 2019-2020, a la UD le tocó afrontar la clásica doble jornada antes de llegar a la décima fecha con un viaje que le permitió jugar frente a la Ponferrada y el Lugo, parecido a esta temporada pero con el orden cambiado. Por entonces, los amarillos vencieron los dos duelos.

Corría octubre de 2019 cuando e calendario de la temporada deparaba la clásica jornada doble antes de llegar a la décima fecha y el organigrama liguero le había deparado a Las Palmas un viaje a Ponferrada para jugar en El Toralín un miércoles y tres días después hacerlo en el Anxo Carro para medirse al Lugo. Una situación parecida a la que le ocurre a partir de mañana, con la salvedad de que el orden de los partidos es distinto: primero toca el Lugo (20.00 horas, LaLiga SmartBank TV) y el sábado se enfrenta a la Ponferradina (17.30 horas, LaLiga SmartBank TV).

Al igual que ocurriera entonces hace tres temporadas, la UD permanecerá en lo que antiguamente podía considerarse el antiguo reino de Galicia. Hoy emprende el viaje en dirección Lugo, mañana juega y posteriormente permanecerá en Coruña hasta que el sábado tenga que enfrentar el choque en Ponferrada, una doble jornada con menos de 72 horas de intervalo y que invita a las rotaciones.

Por entonces en la campaña 2019-20, con Pepe Mel en el banquillo, el entrenador madrileño apenas varió el once titular respecto al que empleó contra el Albacete en la anterior jornada para medirse primero a la Ponferradina. Pekhart dio el relevo a Juanjo Narváez; Mantovani entró por Mauricio Lemos y ya.

Con Jonathan Viera a préstamo por el Beijing Guoan y Pedri en el terreno de juego comenzaba a atisbarse lo que fue la mejor racha de Mel como entrenador amarillo, capaz de encadenar cinco victorias en seis partidos disputados con la dupla mágica.

En El Toralín la magia del combo Viera-Pedri empezó a florecer y ambos jugadores fueron los encargados de darle el triunfo al conjunto insular. Primero fue el Mago de la Feria quien en un libre directo mandó el balón directo a las mallas de José Antonio Caro, el guardameta por entonces del conjunto berciano y que actualmente ostenta el récord histórico de imbatibilidad no solo de Segunda División sino del fútbol profesional al mantener a cero la portería del Burgos durante 810 minutos, o lo que es lo mismo, los nueve duelos disputados en el actual campeonato.

El segundo tanto de aquel día lo transformó Pedri gracias a una asitencia de Alberto De la Bella desde el costado y después de que Viera dejara pasar el balón con un recurso de pillo al amagar con un toque y a la vez dejar pasar el cuero para que el de Tegueste lo recibiera en la frontal y pusiera el definitivo 0-2.

Así se gestó el triunfo en El Bierzo, una comarca en la que la UD no pierde desde 2010, y posteriormente acudió al Anxo Carro, que por el contrario solo ha conseguido salir vencedor en una ocasión, la que corresponde a esa temporada.

Pedri, que venía de anotar su segundo gol en tres jornadas siguió en racha y amplió su cuantía al tercero del curso gracias de nuevo a Jonathan Viera, cuando le filtró un pase entre líneas en el minuto 83 para que rematara y con suerte tras la parada de Cantero terminase en la portería.

Ya con el Lugo volcado, Pekhart consiguió poner la rúbrica a la tercera victoria seguida de la UD con un cabezazo tras centro de Dani Castellano.

Suscríbete para seguir leyendo