Vuelta al trabajo con la duda de Sandro, más cerca de no jugar

Aunque la decisión de pagar o no al Huesca para que pueda participar la tomarán en los próximos días, la elevada cantidad lo hace inviable

Sandro Ramírez festeja su tanto en Anduva.

Sandro Ramírez festeja su tanto en Anduva. / LOF

P. F.

Mientras en la UD Las Palmas se afanan por mantener la incertidumbre sobre si pagará o no para que Sandro pueda estar el sábado (15.15 horas) en la cita frente a la SD Huesca, club al que pertenece y que lo cedió a la entidad amarilla hasta final de temporada, la elevada cantidad que tendría que abonar, entre los 150.000 y los 200.000 euros, según varios medios que cubren la actualidad del equipo más representativo de la localidad oscense, hace casi inviable que el delantero pueda participar en El Alcoraz.

Cabe recordar que el Huesca incluyó la llamada cláusula del miedo en el contrato de cesión del futbolista, por lo que la UD tendría que desembolsar una cifra añadida al medio millón de euros que ya pagó por el préstamo, al que se sumarán otros 350.000 a final de curso si los amarillos no suben a Primera, o un kilo si lo hacen.

Fuentes del club consultadas por este medio abogan más por el ahorro, aunque el discurso mantenido por todos sostenga que será una decisión que tome el entrenador bajo criterios deportivos a lo largo de la semana. En cualquier caso, Sandro podría ir convocado y no jugar.

Con esa duda regresa la plantilla al trabajo para preparar el choque. Lemos, ausente por una indisposición el domingo, debería de estar disponible.

Suscríbete para seguir leyendo