El sastre que amaba el cine y el fútbol femenino. La elegancia del dato. Luis Serrano Sanz (Madrid, 1938) falleció anoche en la capital grancanaria a la edad de 85 años. Fue colaborador de la Sección de Deportes de LA PROVINCIA / DLP durante más de 30 años. Cubrió el fútbol regional y también llevó las estadísticas de la UD Las Palmas. Apasionado del cine, contaba con un archivo de enorme valía en su casa con películas, carteles y fotografías que cedió a los organismos públicos. Ejercía de sastre y llevaba ela condición de cronista de lo cotidiano en la sangre.

Desde 1974 se instaló en la capital grancanaria y se enamoró del periodismo. Le puso calor a los números y los programas de mano de las grandes producciones cinematográficas fueron su especialidad. Coleccionista, sastre y fiel seguidor de las andanzas de los equipos de futbol femenino de Gran Canaria, en especial del CD Rayco -gran dominador de la competición autonómica y que se quedó a las puertas de Superliga tras la disputa de seis playoff-. Apostó de forma decida por una práctica que vio crecer hasta la profesionalización. También trabajó en Canarias Deportiva, así como a las órdenes de Antonio Cruz. Su cuerpo es velado en el Tanatorio San Miguel (sala 102). Desde LA PROVINCIA / DLP, solo queda transmitir el más sentido pésame a su esposa e hijos.

José Hernández fue Jefe de Deportes y Redactor Jefe en LA PROVINCIA / DLP hasta su jubilación. Retrata la pasión y el humanismo de Serrano, un esclavo del rigor. "Fue un excelente compañero. Primero en la época del DIARIO DE LAS PALMAS y luego en el formato actual del periódico. Llegó en la década de los setenta y estuvo entre 30 y 40 años como colaborador. Le encantaba la fotografía y los números. Precursor del fútbol femenino y siempre pegado a los números. Un ejemplo de pasión y humanidad".

Notario gráfico del talento

Quique del Rosario, redactor de Pasión Amarilla, fue compañero de Luis Serrano en LA PROVINCIA durante diez años. "En la época de las cámaras analógicas y sin coche se iba por todos los campos de fútbol base sacando fotos de los equipos de las diferentes equipos. Fotos que después estaban debidamente documentadas. Por sus cámara pasaron innumerables jugadores de fútbol base y regional e incluso algunos que llegaron a la élite. Un auténtico notario de nuestro fútbol en unos tiempos donde la tecnología e internet aún no habían los medios digitales que ahora disfrutamos", valora el periodista.

Además, Del Rosario amplía que Serrano "era un estudioso del cine y guardaba en su casa una colección espectacular de películas, también meticulosamente documentadas. Muchas de ellas de la época dorada de Hollywood, siendo una auténtica enciclopedia del séptimo arte".