La previa (38ª jornada) | Zaragoza-UD, el día del Juicio Final

La previa del Zaragoza-Las Palmas: Juicio a la UD y a Pimienta

El cuadro grancanario, quinto y en caída libre, afronta la última oportunidad de asaltar la segunda plaza y sepultar la crisis en La Romareda en un pulso capital (20.00 horas, Vamos)

El plantel de la UD, en la imagen de la tradicional arenga antes de los partidos.

El plantel de la UD, en la imagen de la tradicional arenga antes de los partidos. / LA PROVINCIA / DLP

Paco Cabrera

Paco Cabrera

Ahora o nunca. Esta metroguagua solo pasará una vez. La UD Las Palmas tiene esta noche (20.00 horas, #Vamos) una ocasión excepcional para asaltar la segunda plaza y encarar la recta final de cuatro jornadas con crédito. Con munición para soñar con el ascenso directo. Se cita con un Real Zaragoza lanzado, indestructible en las últimas nueve jornadas, y sin nada en juego en La Romareda. En plena caída libre, una victoria en las últimas ocho contiendas, los pupilos de Pimienta lucen la quinta plaza en la tabla por primera ocasión. Otro elemento de lo excepcional de esta contienda, bautizada como el día de Juicio Final.

El fallo de Hernani, en el Zaragoza-UD de la pasada temporada, ante Cristian.

El fallo de Hernani, en el Zaragoza-UD de la pasada temporada, ante Cristian. / LOF

Con las bajas de Eric Curbelo, Álvaro Jiménez, Sergi Cardona y Florin Andone, ya no importa el cómo. Lo de la estética y la fórmula reconocible ha dado paso a una necesidad imperiosa de ganar, que es lo de que va este negocio. 

Nadie de la UD cuestiona a García Pimienta, que se ha ganado el derecho a equivocarse. Pero insistir como un buen samaritano que el nuevo amanecer está próximo, debe concretarse. La única gasolina de la cruzada de la gloria son los triunfos. Igual que Paco Herrera en la 14-15, también con 63 puntos en la jornada 37, estas cinco finales valen un vuelo a Primera. Cada punto se multiplica por diez y antes de rendir cuentas con el Zaragoza de Fran Escribá, se retan a duelo Granada y Eibar. Vuelven Jonathan Viera, Vitolo, Sidnei y Óscar Clemente. Sin lista de convocados, la UD es un enigma. Con un canto a la épica y al disparate como en el Belmonte también vale. Solo cuenta sumar de tres. 

El mal momento de Nuke Mfulu dispara todos los debates. Moleiro se perfila como un agitador para el segundo acto, una fórmula que arrasó al Albacete Balompié en la tierra del Quijote. Se añoran los goles de Sandro, Marc Cardona y Loren Morón. Porque no todo es culpa de Pimienta. Con Viera en el césped, todo es posible. La UD no gana en este campo mundialista desde mayo de 2015. Un reto imperial, un juicio con mayúsculas. 

Con la victoria del Levante al Deportivo Alavés, el empate en Los Cármenes o la victoria del Eibar conforma otro guiño bendito para los amarillos. Con esta carambola, la UD vuela a la segunda plaza. Y la próxima jornada, lunes 8 de mayo, visita a Ipurúa para rendir cuentas con el líder. Se agotan las jornadas, se acaban las excusas y ya solo vale la victoria como terapia. Ante el Levante, hace una semana, se encendió una luz. El rigor físico del invicto Zaragoza y su electricidad, con Giuliano Simeone de pichichi (nueve tantos), ya genera dolor de estómago. Bien sea con el pragmatismo del Belmonte o la magia de la primera vuelta que llevó a la UD a convertirse en una industria de récords, hay que meter la pelotita. La fórmula Pimienta va de extremos. Del pánico al éxtasis. De las dudas a un latir indomable. Conviene no hacer pronósticos, el cuadro grancanario es una bestia dormida. Si despierta en La Romareda, presenta una firma candidatura en estas elecciones por la gloria. Pero también tiene un lado vulgar. 

La pausa de Viera, el debut de Kirian, el desparpajo de Moleiro y los misiles de Sandro. Pimienta puede explorar múltiples senderos. Tras dos meses nefastos, llega una noche para ajustar cuentas. Cautivar a lo grande. Con premio en la clasificación. La UD apela a la mística de 2015 y al dogma de Herrera. Como si rezan a la Pilarica, ganen de cualquier manera.  

Suscríbete para seguir leyendo