La UD Las Palmas no se olvida de Eray Cömert para la zaga

La UD y el Valencia contactan para cerrar una cesión y el jugador ve bien la operación

Eray Comert, con la camiseta del Nantes la pasada temporada.

Eray Comert, con la camiseta del Nantes la pasada temporada. / NANTES

David Rodríguez

David Rodríguez

Un viejo anhelo de la UD llamado Eray Cömert ha vuelto a aparecer sobre el radar del equipo amarillo. La entidad amarilla y el Valencia están en contacto para valorar la opción de que el central suizo pueda recalar en la Isla la próxima temporada, una opción que fue real la pasada campaña pero que finalmente no llegó a buen puerto porque el jugador prefirió en un primer momento marcharse cedido al Nantes de la liga francesa.

Con el paso del tiempo parece que a Cömert le ha convencido el proyecto y la propuesta de juego del equipo insular tras una primera temporada en la máxima categoría del fútbol nacional. Una cuestión que jugó en contra de los intereses amarillos la pasada temporada, cuando puso sus ojos sobre el helvético pero este no terminó de sentirse a gusto con el panorama de jugar para un equipo recién ascendido.

Ahora, una campaña después, a Eray le apetece la idea de jugar en un equipo que tiene una propuesta de juego que él cree que se adapta a sus condiciones de defensa central para construir con la pelota desde la zona trasera.

No le importa que Las Palmas no tenga todavía entrenador firmado y lo que ha hablado mediante su entorno con la dirección deportiva de la UD le tiene seducido para regresar a la Liga Española, donde ya jugó durante dos temporada con el Valencia.

Ahora es el conjunto che el que tiene que decidir si aceptar la cesión de Cömert a una Unión Deportiva que previsiblemente será uno de sus rivales con el que compartirá el objetivo de la permanencia, a pesar de que el Valencia concluyera el anterior curso en la novena posición con 49 puntos.

Los planes del Valencia de Peter Lim pasan por liberar masa salarial, uno de los condicionantes que puede precisamente influir en la operación que tienen entre manos con Las Palmas. La dirección deportiva considera que el jugador tiene una ficha elevada para lo que ellos buscan en el mercado y se encuentran en negociaciones entre ambas partes.

Todo ello teniendo en cuenta que la gran apuesta de la escuadra insular para reforzar la defensa reside en el turco Emirhan Topçu, procedente del Rizespor, equipo en el que le resta un año de contrato y por tanto podría suavizar las pretensiones económicas que tiene el equipo turco por su defensa.

Situación que vive actualmente Saúl Coco con un año de contrato y por el que Las Palmas espera sacar tajada con una futura venta, por lo que tendría en nómina en caso de que saliese el conejero a Mika Mármol, Álex Suárez y Juanma Herzog –al que se le contemplaría una cesión–, por lo que fichar dos centrales tampoco parece descabellado.

Suscríbete para seguir leyendo