Carrión para no caer en el mismo error que con De Zerbi

La apuesta por el entrenador actual del Oviedo se mantiene hasta el final del playoff de ascenso

Al italiano el club le impuso a Calleri por Boateng como delantero y se hartó

Luis Carrión se dirige al banquillo del Oviedo el pasado domingo antes del pitido inicial del choque de ida del playoff de ascenso contra el Espanyol en el Carlos Tartiere.

Luis Carrión se dirige al banquillo del Oviedo el pasado domingo antes del pitido inicial del choque de ida del playoff de ascenso contra el Espanyol en el Carlos Tartiere. / L. N. E.

David Rodríguez

David Rodríguez

A Las Palmas le está ocurriendo una situación similar a la que le tocó vivir en el verano de 2017, cuando Quique Setién ya había avisado desde marzo que abandonaba la banqueta amarilla y desde entonces la dirección deportiva había concretado el fichaje de Roberto De Zerbi como el sustituto del cántabro. Sin embargo, la incorporación del italiano no fructifico entre muchos motivos y que le impusieron a Jonathan Calleri como delantero centro por delante de su preferido, Kevin Prince Boateng. Los tiras y aflojas se dilataron hasta el 4 de julio del citado año y finalmente la entidad tuvo que tirar de Manolo Márquez como su sustituto. Ahora, siete años después a la UD parece que ha aprendido la lección y mantiene su apuesta firme por el entrenador preferido, Luis Carrión.

En las oficinas de Las Palmas parece que la lección se ha aprendido. Si hay una apuesta por un técnico, se estira hasta que todos los condicionantes sean favorables para su contratación. Carrión es el nombre que se obtiene como resultado del trabajo analítico que se cree que es lo mejor que le puede venir a la propuesta futbolística que quiere trasladar la UD.

Y de momento no hay ningún condicionante por parte de Las Palmas que pudiera hacer cambiar la idea del técnico catalán en caso de que no consiga ascender a Primera División con el Real Oviedo. Podrá llegar a la Isla sin ninguna atadura, al contrario de lo que ocurrió con De Zerbi.

Porque no solo fue la dilatación temporal de más de un mes lo que impidió que el italiano se pusiera el chándal amarillo como consecuencia del litigio legal que mantenía con el Palermo para que pudiera firmar con otro club sin que intercediera en el juicio abierto entre las dos partes, es que si De Zerbi no fue el sustituto de Quique Setién se debió a una cuestión mayor que pasaba por el hombre que debía ser el delantero titular.

Desde Las Palmas se enrocaron en que el hombre encargado de ocupar la posición más avanzada para la temporada 2017-18 debía ser Jonathan Calleri después de que el argentino no pudiera haber llegado en el mercado de invierno de la anterior campaña.

Ese traspaso, con la intervención del Club Deportivo Maldonado mediante e incluyendo en el pack a Hernán Toledo, fue el detonante del matrimonio que nunca llegó a cristalizar de manera oficial más allá de que el propio club tuvo que dar explicaciones de por qué prescindía del transalpino y apostaba por un Manolo Márquez apoyado por Tonono, Juan Carlos Valerón y otros miembros del vestuario amarillo de entonces.

Terremoto en pretemporada

En la recta final de la pretemporada, con el triplete de torneos de verano conquistados, con el equipo invicto y con el broche de la conquista del prestigioso torneo Ramón de Carranza, el terremoto de haber prescindido del técnico italiano se sintió en los cimientos del club dos días antes del comienzo del campeonato en Mestalla ante el Valencia.

Kevin Prince Boateng detectó que un virus pululaba en el club y, más allá de los problemas personales que rodeaban a su matrimonio, decidió hacer las maletas antes de que comenzara La Liga. Una espantada que dejó huérfana a Las Palmas y fue el primer síntoma de una temporada que iba a concluir en tragedia.

Lo que quedó claro con el paso del tiempo es que el actual responsable de la dirección deportiva del club insular, Luis Helguera, tiene buen ojo en la elección de los entrenadores que se acoplen al ideario de Las Palmas.

Si el Oviedo sube, Helguera tendrá que activar el casting; en 2017 la solución fue Manolo Márquez

El futuro de De Zerbi en los banquillos europeos tras su paso por el Benevento, Sassuolo, Shakhtar Donetsk y, sobre todo en el Brighton and Hove Albion, le han dotado de un cartel relevante en el fútbol internacional.

Al Sassuolo lo consiguió colocar en los puestos altos de la clasificación de la Serie A momentáneamente durante un periodo inicial de las temporadas 2018-19 y 2020-21, en el que tras dejar al equipo en la octava posición –dos veces lo hizo–, tomó rumbo a Ucrania para dirigir al Shakhtar.

Los conflictos bélicos interrumpieron su progreso en el campeonato nacional, aunque sí pudo ganar una Supercopa. Una temporada pasó en Ucrania y recaló en el Brighton para coger el relevo de un Graham Potter que se marchó al Chelsea en la séptima jornada.

Kevin Prince detectó la inestabilidad en la UD y se marchó dos días antes de que empezara la liga

Al equipo de las gaviotas lo colocó sexto en su primera campaña para participar en la Europa League, y en la 2023-24 después de que le desmantelaran el equipo con las ventas de Alexis Mac Allister al Liverpool, y Moisés Caicedo, y Robert Sánchez al Chelsea, concluyó en la undécima plaza.

Precisamente con el Chelsea se le relacionó como un posible entrenador para el actual curso, aunque finalmente el elegido fue su compatriota Enzo Maresca, que devolvió al Leicester a la Premier League. Una situación que podría emular Carrión con el Oviedo...

Así pues, pase lo que pase el domingo en el choque del equipo carbayón contra el Espanyol, la espera habrá merecido la pena para la tranquilidad del club insular puesto que ha defendido su propuesta hasta el final.

Si el conjunto asturiano no consigue ascender, habrá camino libre para que Carrión coja la manija de la nave amarilla. Las palabras que transmitió Miguel Ángel Ramírez el pasado 28 de mayo, en las que aseguraba que el entrenador estaba «prácticamente cerrado» podrán llegar a buen puerto y poder dejar de guardar «respeto» por el nombre del técnico.

Sin embargo, si el Oviedo sube a Primera la opción de Carrión se diluirá y la misma dirección deportiva que mantiene su apuesta por el catalán tendrá que meterle marchas forzadas al casting por el entrenador que ocupe la banqueta.

Ese equipo que se ha encargado de fichar a Manu Fuster, Viti, Iván Gil, Dinko Horkas, Jasper Cillessen, Álex Muñoz –oficializado ayer como el primer fichaje de la temporada 2023-24–, Iván Cedric y Jaime Mata como jugadores; y que tiene el aval de haberle dado la oportunidad de triunfar en Primera a Quique Setién y Xavi García Pimienta.

Suscríbete para seguir leyendo