¿Es bueno entrenar en ayunas? Esta es la respuesta

Los expertos sostienen que dependerá del objetivo que se pretenda conseguir 

El ejercicio físico es parte fundamental del tratamiento de la diabetes gestacional.

El ejercicio físico es parte fundamental del tratamiento de la diabetes gestacional. / Freepik.

¿Es bueno entrenar en ayunas? Esto se ha convertido en los últimos años en una de las principales preguntas dentro del mundo del deporte. La respuesta, todavía, queda un tanto en el aire.

Sin embargo, los expertos sostienen que dependerá del objetivo que se pretenda conseguir con el entrenamiento. El ejercicio en ayunas puede alterar el funcionamiento del cuerpo humano, produciendo desmayos o mareos, especialmente si no se está acostumbrado. 

Pero no solo presenta desventajas. Existen personas a las que les funciona mejor la práctica deportiva sin ingerir alimentos de manera previa. Este tipo de prácticas lo que generará en especial es la pérdida de peso y el descenso de grasas y calorías.

¡Adiós calorías! Descubre los ejercicios que te ayudarán a quemar más

¡Adiós calorías! Descubre los ejercicios que te ayudarán a quemar más / La Provincia

¿Cuáles son los beneficios de practicar deporte en ayunas?

Siempre que realizar actividad física sin ingerir alimentos forme parte de una estrategia para perder peso, esto será recomendable. Asimismo, podría no resultar beneficioso para quienes tienen inexperiencia en el mundo del deporte o que cuenten con problemas de salud.

Además, si durante el ejercicio se experimentan mareos o cualquier tipo de malestar es imprescindible parar.

Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta es la posible disminución del rendimiento físico, ya que se carecerá de la energía propia que genera el alimento. Por otra parte, todo dependerá de los objetivos y de las características de cada caso en cuestión.

¿Efectos del ayuno en el deporte?

Estas son cinco de los posibles efectos que genera practicar deporte sin ingerir alimentos de manera previa al deporte:

  • Quema de grasa: esto se debe a que el uso de calorías durante el ejercicio aumenta
  • Control de glucosa: ayuda a controlar los niveles de glucosa en la sangre
  • Estrés y rendimiento: si no estás acostumbrado, puede generar estrés y, en lo que respecta al rendimiento físico, lo disminuye en comparación con la actividad que se realiza una vez ya el deportista ha comido.
  • Recuperación: podría afectar a la recuperación después del ejercicio.
  • Riesgo: existe riesgo de sufrir mareos o algún tipo de debilidad.