Adiós a las mosquitas de la fruta: el sorprendente truco que acabará con ellas en menos de lo que esperas

Solo necesitas tres elementos caseros para eliminar a estos bichos

Un café de máquina invadido de bichos.

Un café de máquina invadido de bichos. / La Provincia

Los insectos pueden convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. Sobre todo para aquellas personas que se definen como verdaderos amantes de la limpieza. Con la llegada del verano y de las altas temperaturas, la presencia de bichos como, por ejemplo, las mosquitas de la fruta aumenta.

Aunque las moscas de la fruta resultan inofensivas porque no pican, es un auténtico desafío acabar con ellas, pero existen determinados trucos con los que podrás despedirte para siempre de este problema. Aquí puedes leer más información sobre los tips para acabar con insectos.

¿Cuál es truco para acabar con las moscas de la fruta?

"¿Quieres aprender a atrapar todas las mosquitas de la fruta?". De esta forma comienza un vídeo realizado por una usuaria de la red social Instagram (@paula.unsitioparacadacosa) en el que se desvela el sorprendente truco para acabar con ellas. Y de una manera rápida.

Estos son los pasos que tienes que seguir para conseguirlo:

  • Coger un recipiente y echar vinagre de limpieza
  • Añadir dos cucharadas de azúcar
  • A la mezcla agregar un chorro de gel lavaplatos

Tras esto, lo que se debe hacer es mover el líquido que ha surgido y dejarlo en un sitio en concreto. "Todas las moscas de la fruta irán hacia el líquido", aseguró la usuaria.

Puesto en el mercado con frutas y verduras.

Puesto en el mercado con frutas y verduras. / EFE

Más trucos para acabar con las moscas de la fruta

Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta es que a las moscas, entre otras cosas, les atraen las frutas y verduras que están podridas o demasiado maduras.

Otro de los consejos que resulta efectivo para acabar con este tipo de insectos consiste en verter un chorro de vinagre de manzana en un vaso, cubrirlo con film transparente y abrir en el plástico pequeños agujeros. De esta forma, las moscas podrán entrar en el vaso, pero no podrán salir de él.