Este es el alimento perfecto para combatir los síntomas de la menopausia

La edad media en la que se produce la menopausia en España está sobre los 51 años

Bol de avena.

Bol de avena.

La menopausia es una etapa natural en la vida de las mujeres, que suele ocurrir entre los 45 y los 55 años. Se caracteriza por el cese definitivo de la menstruación y la pérdida de la fertilidad. Según la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), la edad media en la que se produce la menopausia en España está sobre los 51 años.

Si bien la menopausia no es una enfermedad, puede traer consigo algunos cambios hormonales que pueden generar diversos síntomas, como sofocos, cambios de humor, insomnio, sequedad vaginal y aumento de peso. ¿Qué podemos hacer para 'combatir' estos cambios? Lo primero es llevar una buena alimentación, pero también incluir más ejercicios de fuerza en nuestro día a día para evitar la pérdida de masa muscular y otros buenos hábitos de vida como dormir las horas suficientes.

Avena, una gran aliada para la salud

La avena es un cereal integral, rico en fibra, vitaminas y minerales que, además, puede ser un poderoso aliado para combatir algunos de los síntomas que se presentan durante la menopausia. De hecho, existen algunos estudios que sugieren que la avena podría ayudar a reducir la frecuencia e intensidad de los sofocos. Esto se debe a que la avena contiene fibra, que puede ayudar a regular los niveles de estrógeno en el cuerpo.

Este cereal también es rico en beta-glucano, un tipo de fibra soluble que se encuentra de forma natural en la avena. ¿Qué ocurre cuando consumimos avena? Según explica la Fundación Española del Corazón, explica que este tipo de fibra contribuye a "disminuir la absorción del colesterol procedente tanto de los alimentos como de la bilis".

¿Por qué la avena es beneficiosa durante la menopausia?

Aparte de ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL, más conocido como colesterol malo, en sangre, el consumo de avena tiene otros beneficios para la salud. Estos son:

Controla el peso

Uno de los síntomas más habituales que sufren las mujeres durante la menopausia es el aumento de peso y la acumulación de grasa en la zona abdominal. Este incremento de peso se debe, entre otros motivos, a que el metabolismo del cuerpo de la mujer se ralentiza. Por este motivo, los expertos en nutrición recomiendan no solo eliminar los productos ultraprocesados de la dieta, sino también incluir la avena en las comidas. ¿Por qué? Porque su fibra te ayudará a sentirse saciada durante más tiempo y esto evitará que comas de más.

Mejora el estado de ánimo

La irritabilidad, los cambios de humor, la ansiedad e incluso la depresión pueden llegar a aparecer durante la menopausia. La disminución de los niveles de estrógenos y progesterona es la responsable de los cambios en el estado de ánimo que sufren las mujeres que se encuentran en la menopausia. La avena puede ayudar a contrarrestar estos efectos pues es rica en vitamina B6, que juega un papel importante en la producción de serotonina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimo.

Fortalece los huesos

La pérdida de estrógenos aumenta el riesgo en las mujeres de padecer osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos y, por lo tanto, los hace más propensos a fracturarse. La avena es un cereal que posee calcio y magnesio, unos minerales esenciales para mantener la salud ósea.

Reduce los sofocos

Algunos estudios sugieren que la avena puede ayudar a reducir la frecuencia e intensidad de los sofocos.

¿Qué cambios hormonales se producen en la menopausia?

El aumento de peso, la pérdida de masa ósea, los cambios de humor y los sofocos no son los únicos cambios que experimentan las mujeres durante la menopausia. La disminución de las principales hormonas sexuales femeninas también provocan otros cambios, como:

La menopausia se caracteriza por la disminución y eventual cese de la producción de estrógeno y progesterona, las dos principales hormonas sexuales femeninas. Esta disminución hormonal provoca una serie de cambios en el organismo, como:

  • Irregularidades menstruales: los ciclos menstruales se vuelven irregulares y, finalmente, cesan por completo.
  • Sequedad vaginal: la disminución de estrógeno provoca una reducción en la lubricación vaginal, lo que puede causar molestias durante las relaciones sexuales.
Avena.

Avena. / LP

Incluye la avena en tu dieta

La avena es un alimento versátil que se puede consumir de muchas maneras. Algunas ideas para incluirla en la dieta durante la menopausia son:

  • Desayuno. La avena es una opción ideal para el desayuno. Se puede preparar con leche o agua, y se puede añadir frutas, frutos secos, semillas o miel para darle un toque más sabroso.
  • Almuerzo o cena. Se puede utilizar para preparar ensaladas, hamburguesas vegetarianas o incluso postres.
  • Meriendas. Es un buen snack para saciar el apetito entre comidas. Se puede tomar en forma de barritas, galletas o simplemente un puñado de copos crudos.

Además de la alimentación, es importante realizar ejercicio físico de forma regular durante la menopausia. El ejercicio ayuda a fortalecer los huesos, controlar el peso, mejorar el estado de ánimo y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.