Una de las cosas que más guerra suele dar dentro de las casas es la humedad.

La humedad trae consigo, por un lado, molestísimos olores que se quedan impregnados dentro de nuestros hogares y, por otro, en los peores casos, dejan las paredes de las casas con unas manchas verdes que son verdaderamente complicadas de quitar.

Además, el moho que surge de estas humedades no es nada bueno para la salud y habitualmente suelen nacer por falta de ventilación, alguna tubería rota o algún problema interno de nuestras casas.

Sin embargo, se ha descubierto que hay tres plantas que tienen una gran eficacia para frenar la aparición de las humedades en el hogar.

Del asparagus a la aspidistra

Las tres plantas de interior que son muy buenas para luchar contra el moho son el asparagus, la begonia y la aspidistra. Así es su función la estancia de la casa en las que debes colocarlas.

  • ASPARAGUS: Debe colocarse en el baño y la temperatura ambiente en la que mantiene sus propiedades y sus efectos es entre los 25 y los 7 grados. Además, tendrás que controlar que la luz que reciba sea filtrada y que no sea directa. Es ideal que esté colada en una zona luminosa pero que no tenga una exposición centrada en ella, por ejemplo en un estante del baño.
  • BEGONIA: La begonia puede ponerse en cualquier parte de la casa. A diferencia del asparagus, no importa la exposición de luz que tenga pero sí deberás tener en cuenta que no es apta para temperaturas muy frías y que la temperatura en la que se encuentre debe ser constante.
  • ASPIDISTRA: Es la mejor para quitar y erradicar toda humedad que aparezca dentro de tu casa. Además, no necesita de un cuidado diario, más bien todo lo contrario.