Si algo nos resulta odioso durante las tareas del hogar es no poder quitar las manchas. Existen innumerables remedios para hacer frente a ellas, pero siempre hay alguna que se resiste a salir, aunque te pases horas frotando. Hoy te vamos a hablar de un ya conocido producto, pero que con unos sencillos pasos puedes potenciar su utilidad y convertirlo en tu mayor aliado: el Jabón Beltrán de Mercadona.

Tradicionalmente, este producto se ha destinado para quitar las manchas de las prendas de vestir, pero su uso es mucho mayor. Utilizándolo correctamente puede solucionar tus problemas en todo el hogar, convirtiéndose en el quitamanchas total que necesitas.

El jabón Beltrán es muy útil para limpiar nuestra cocina y dejarla limpia de toda la grasa que se acumula en la vitrocerámica, en los fogones o en el horno después de preparar las comidas. Sus aceites vegetales de origen natural lo hacen ideal para absorber y borrar las marcas de suciedad.

Cómo potenciar el Jabón Beltrán en tu casa

Este producto lo puedes encontrar en supermercados como Mercadona con un precio de dos euros cada bote que contiene 500 gramos. Su preparación para quitar la suciedad de la casa es muy fácil. Pon a hervir un cazo con 400 ml de agua durante unos 10 minutos. El siguiente paso es añadir dos cucharadas del jabón Beltrán que es adquirido y remover bien hasta que quede completamente disuelto con el agua. El último paso para dejar la preparación hecha es dejarlo enfriar, no lo utilices cuando todavía este caliente.

Cuando hayan pasado unas horas, añade la mezcla en algún recipiente que hagas servir para limpiar, te recomendamos que lo hagas en un pulverizador. También puedes hacerlo en pequeñas botellitas de colonia y mojar el trapo cada vez que quieras utilizarlo. Esta combinación hará que las manchas más irresistibles desparezcan por completo.

Otras utilidades

Las ollas, los cazos e, incluso, las cafeteras italianas, acaban quemándose por la parte de la base después de su uso. Añade Jabón Beltrán en un estropajo y frótalo, verás los resultados después de lavarlo.

Hay algunos rincones donde la suciedad es difícil acceder a ella, como lugares pequeños o las juntas. Añade un poco de la mezcla ya preparada en un poco de algodón y presionando un poco la zona, borrara todas las manchas. En este caso no frotes, sino el algodón se esparcirá por toda la zona y quedará todo más sucio.