Adiós al frío: cuida de tus plantas durante la primavera con estos consejos

El riego, la poda o el abono son esenciales en estos meses de primavera

Adiós al frío: cuida de tus plantas durante la primavera con estos consejos

Adiós al frío: cuida de tus plantas durante la primavera con estos consejos

La llegada de la primavera no sólo trae consigo el cambio de hora, también aumentan las temperaturas, los días se alargan y la humedad ambiental se eleva. Estas modificaciones también afectan a las plantas, pues requieren unos cuidados especiales para que crezcan y florezcan antes de la llegada de los meses de más calor. Las claves para que nuestras plantas se mantengan sanas y fuertes durante estos meses están en el riego, la poda, el abono y en protegerlas de las plagas de insectos. Aquí te dejamos una lista con los mejores consejos que debes seguir para sacarle el máximo partido a tus plantas durante esta primavera:

Riego para unas plantas bien hidratadas

Regar de forma apropiada es fundamental para mantener la salud de tus plantas. En primavera, la frecuencia de riego dependerá de diversos factores como la especie de planta, el tipo de suelo y las condiciones climáticas.

Un truco sencillo para saber cuándo regar tus plantas es comprobar la superficie de la tierra que está en la maceta. Si al tocarla notas que está seca, es hora de regar. Pese a que es importante que estén bien hidratadas, hay que evitar regarlas en exceso, pues sólo conseguirás que las raíces se pudran. Lo ideal es regar en profundidad para que el agua llegue a todos los rincones del sustrato.

¿Cuál es el mejor momento del día para regar tus plantas? El mejor momento para regar tus plantas es por la mañana temprano o al atardecer, cuando el sol no es tan intenso y se minimiza la evaporación del agua.

Recuerda que algunas plantas tienen necesidades de riego específicas. Por ejemplo, las suculentas y los cactus requieren un riego menos frecuente, mientras que las plantas de interior que florecen necesitan más humedad.

Abono, alimento para unas plantas fuertes

Al igual que nosotros necesitamos una dieta equilibrada para estar sanos y fuertes, nuestras plantas también requieren de nutrientes para crecer y florecer. En primavera, es muy importante abonar las plantas, ya que es la época de mayor crecimiento.

Para abonarlas de forma apropiada, lo primero que hay que hacer es elegir un abono de calidad que contenga nitrógeno, fósforo y potasio en las proporciones adecuadas para las necesidades de tus plantas. Además, es conveniente seguir las instrucciones del fabricante del abono para saber la cantidad correcta que debes aplicar y la frecuencia con la que debes hacerlo.

También necesitan luz

La luz es esencial para la fotosíntesis, el proceso por el cual las plantas producen su propio alimento. No obstante, la cantidad de luz que necesitan las plantas varía según la especie. Algunas plantas prosperan a pleno sol, mientras que otras prefieren la sombra o la semisombra. Por tanto, es importante colocar las plantas en un lugar donde reciban la cantidad de luz adecuada para sus necesidades.

Además, es importante presta atención a las señales que te dan tus plantas. Si las hojas se tornan amarillas o se marchitan, puede ser un indicio de que no están recibiendo suficiente luz. Por el contrario, si las hojas se queman o se decoloran, puede ser una señal de que están recibiendo demasiada luz solar directa.

Dales un nuevo hogar

La primavera es un buen momento para trasplantar las plantas que hayan crecido demasiado en su maceta actual. Para trasplantar una planta, elige una maceta que sea un poco más grande que la anterior, rellena la maceta con tierra fresca y coloca la planta en el centro. Por último, sólo hay que regar.

Protégelas de plagas y enfermedades

Las plagas y enfermedades pueden afectar gravemente la salud de tus plantas, por lo que es importante seguir una serie de pautas para que se conserven en buen estado. Lo más importante es mantenerlas limpias y secas, además de revisarlas de forma periódica para detectar cualquier daño. En el caso de que aparezca algún signo de enfermedad, es fundamental actuar cuanto antes