El Príncipe de Gales y Camilla Parker-Bowles, duquesa de Cornualles, inician hoy su primera visita oficial a España con el objetivo de reforzar los lazos comerciales entre los dos países y en la que los Príncipes de Asturias se estrenarán como anfitriones llevando el peso de la visita, que durará tres días.

El Príncipe Carlos y su esposa serán recibidos por Don Felipe y Doña Letizia en el Palacio Real de El Pardo, tras lo cual el hijo de Isabel II mantendrá un encuentro con inversores españoles que han emprendido proyectos relacionados con la economía sostenible en Reino Unido, como es el caso de Iberdrola con sus parques eólicos.

La reunión tendrá lugar en la sede de la Comunidad de Madrid, por lo que su presidenta, Esperanza Aguirre, acompañará al Príncipe de Gales en este acto al que se ha invitado a más de 150 personas.

Según el embajador británico en España, Giles Paxman, "en estos tiempos de crisis económica, es crucial aumentar el comercio y la inversión entre Reino Unido y España para así crear más trabajo y fomentar el crecimiento económico". Con esta visita, destaca el diplomático, se generarán oportunidades para los empresarios de ambos países de "encontrar nuevas formas de ampliar sus operaciones internacionales" y con ello "impulsar la recuperación económica".

La primera jornada de la visita, que culminará el viernes en Sevilla, se cerrará con la cena de gala que los Príncipes de Asturias, en su calidad de anfitriones, ofrecerán al Príncipe de Gales y a la duquesa de Cornualles en el Palacio Real.

El papel de Don Felipe y Doña Letizia como anfitriones durante toda una visita oficial de un príncipe heredero constituye toda una novedad que debe enmarcarse en la asunción progresiva de mayores funciones por parte del Príncipe de Asturias.

Aunque Don Felipe y Doña Letizia han ejercido este papel de forma puntual en algunas visitas de príncipes herederos, acompañándoles por ejemplo en ciertas actividades en lugar de los Reyes, nunca antes han hecho de anfitriones de una forma tan completa como la que se ha programado para esta visita.

La imagen de los Príncipes presidiendo una cena de gala en el Palacio Real sólo tiene un precedente y se debió a circunstancias excepcionales, cuando el Príncipe en mayo de 2010 tuvo que sustituir al Rey, convaleciente de su última operación, en la cena ofrecida a los jefes de Estado que participaban en una cumbre entre la UE y América Latina.

Reunión con Zapatero

Ya el jueves, el Príncipe de Gales tiene previsto reunirse el jueves con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez, antes de visitar, acompañado por Don Felipe, al Centro de Tecnología de Repsol en Móstoles. Mientras, la Princesa de Asturias acompañará a Camilla Windsor a la escuela de perros guía de la ONCE en Boadilla del Monte, prevista para la misma hora.

Ese mismo día, los duques de Cornualles mantendrán un almuerzo privado con los Reyes y los Príncipes de Asturias en el Palacio de la Zarzuela y por la noche asistirán a un concierto benéfico en el hotel Ritz organizado por la Asociación hispano británica, dedicada a mejorar las relaciones bilaterales entre ambos países. Asimismo, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, entregará la llave de oro de la capital al Príncipe Carlos.

El viernes pondrán rumbo a Sevilla, donde visitarán el Ayuntamiento y el Príncipe de Gales participará en un acto con empresarios españoles que exportan sus productos a Reino Unido, además de asistir a una jornada organizada por la Fundación Tres Culturas sobre la convivencia entre diferentes culturas, mientras su esposa recorrerá el Museo del Flamenco, por el que ha mostrado interés.

Al término de su visita oficial, el Príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles se trasladarán a la finca del duque de Wellington en Íllora (Granada), donde pasarán el fin de semana con una agenda privada.

Carlos de Inglaterra y su esposa llegarán a España dentro de una gira que incluirá también Portugal y Marruecos y que persigue como objetivos potenciar las relaciones comerciales del Reino Unido con estos países, fomentar la cooperación en materia de lucha contra el cambio climático y reforzar los lazos culturales, entre otros asuntos. Esta será la décima visita oficial del Príncipe a España, pero la primera de la duquesa de Cornualles.