La diseñadora más pija de Los Ángeles está barajando nombres para su preciosa futura hija y, al parecer, su última inspiración viene de un barrio de las afueras de su propia ciudad, Santa Mónica. Y no, no va a bautizar a su retoño como Mónica. La ex Spice Girl busca siempre lo diferente y con su próximo retoño no va ser menos.

Victoria Beckham, madre de tres niños: Brooklyn, de 12 años; Romeo, de 8; y Cruz, de 6, con su marido el jugador de fútbol David Beckham, está actualmente barajando una serie de nombres para bautizar a su próximo bebé, que ya sabemos que va a ser niña.

Resulta que la ex cantante convertida en diseñadora se ha inspirado en uno de los barrios de las afueras de Los Ángeles, Santa Mónica, para poner nombre a su próxima hija. "La pija piensa que Santa Beckham suena perfectamente y quiere algo único", han informado en el periódico The Sun.

En cambio, "David prefiere algo más tradicional, aunque probablemente ella acabe eligiendo". Mientras tanto, David está planeando lanzar una línea de ropa para bebés con el rapero Snoop Dogg.

"Me encantaría hacer una línea de zapatos para bebés con Beckham. Va a ser un bombazo. Es una noticia fantástica que vayan a tener un bebé", confesó el rapero al Daily Mirror. Además, desveló que quiere que Beckham rapee en uno de sus nuevos discos y que siempre le regala una copia de su trabajo antes de que esté terminado.

Snoop también espera que la hija de los Beckham juegue con la suya, Cori, a quien cariñosamente llaman Chocolate: "Ahora que van a tener una preciosa niña podrá jugar con mi hija Chocolate".