La desbordante emoción que demuestra la doctora grancanaria Carla Barber ante la inminente llegada de su primer hijo, al que cariñosamente llama 'Little B', es innegable.

La reina del 'pinchi-pinchi', que se convertirá en madre por primera vez a los 31 años de edad, está ultimando todos los detalles ante de dar a luz y una de sus principales preocupaciones es la de terminar su impresionante e imponente palacete de nueve millones de euros que la sanitaria ha adqurido en Madrid, en el que comenzará su nueva vida y vivirá junto al padre de su hijo.

Además, la modelo grancanaria ha aprovechado los meses previos al último trimestre de su embarazo para disfrutar de una de sus principales aficiones: viajar. La joven ha estado visitando algunos de sus ligares favoritos entre los que destaca la isla de Fuerteventura, en donde realizó un precioso posado en la recta final de su embarazo.

Sin embargo, por lo que Barber ha vuelto a etsar de rabiosa actualidad ha sido por la espectacular 'baby shower' que la doctora ha organizado y celebrado este fin de semana en su clínica de Madrid.

"Estoy alucinando"

Carla Barber llegó a su fiesta ataviada con un espectacular look protagonizado por un traje chaqueta en color blanco de Dior, a conjunto con su bolso y zapatos también de la misma firma.

Además, el toque diferenciador se lo dio un precioso abrigo del mismo tono de la firma británica Joseph, que resaltaba la elegancia y glamour de la elección de la ex superviviente.

Rodeada de todos sus amigos y familiares, la canaria disfrutó de una maravillosa velada en la que estaba todo medido al detalle para que la celebración saliera a pedir de boca.

Globos, flores, una imponente mesa con una distinguida y sencilla decoración y multitud de sorpresas protagonizaron el que sin duda ha sido uno de los momentos más especiales de la vida de Carla barber.