La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Boda en Ibiza

El 'sí, quiero' de Ronaldo y Celina en Ibiza

Los invitados bañan a los novios con una lluvia de pétalos blancos a la salida de la ceremonia

Entre los asistentes, todos familia y amigos muy cercanos, estaba el exfutbolista Júlio Baptista

22

Todas las imágenes de la boda de Ronaldo Nazário en Ibiza Vicent Marí

Un arco de flores blancas decora la entrada de la iglesia de es Cubells. "Solo somos floristas. No sabemos quién se casa esta tarde", aseguran varios trabajadores mientras hacen los últimos arreglos. "No podemos decir de quién es la boda y no esperamos que venga nadie después", aseguran los camareros del restaurante Es Xarcu con media sonrisa. "Este lunes por la tarde se casa una pareja más. Todas las bodas son especiales", afirma con cara seria el ayudante del sacerdote de la parroquia. Pero no. Lo que se cuece a primera hora de la tarde en es Cubells no es la boda de una pareja más. Se casan, tras siete años de relación, el exfutbolista Ronaldo Nazário y la empresaria Celina Locks.

Sin excentricidades ni grandes excesos. El propietario del Real Valladolid y la modelo y empresaria brasileña se dan el "sí, quiero" en una ceremonia íntima, arropados por unas decenas de familiares y amigos muy cercanos.

El matrimonio, cogido de la mano tras la ceremonia. VICENT MARÍ

Apenas una jarra de agua, otra de limonada, unos abanicos paipái con el dibujo de la parroquia y cucuruchos de arroz y pétalos reciben en la puerta de la iglesia al selecto grupo de invitados.

"Viene a casarse a Ibiza porque le gusta la isla y es importante para él", afirma el jefe de comunicación del dos veces Balón de Oro antes de pedir privacidad para la pareja y sus allegados.

Vista, desde fuera, del interior de la ceremonia. Vicent Marí

El brasileño, precedido de su antiguo compañero en el Real Madrid Júlio Baptista, es de los primeros en llegar. Vestido con ropa cómoda de color crema y unas grandes gafas de sol, saluda con gesto relajado a los sorprendidos vecinos que pasan por allí. Aunque no les niega ninguna fotografía y cruza algunas palabras con todos, prefiere no hacer declaraciones.

El futbolista y la empresaria regresan de hacerse unas fotos en el mirador. VICENT MARÍ

Los familiares del exfutbolista llegan unos minutos más tarde en varios coches y un autobús con los cristales tintados. Un dron sobrevuela la zona para captar instantáneas de los momentos previos a la ceremonia mientras los asistentes se ponen unas pulseras especiales para la boda. El astro retirado alterna fotos de familia y bromas con los invitados. Entre ellos, el empresario salmantino Juan José Hidalgo, dueño de marcas como Air Europa y Halcón Viajes.

Los invitados aguardan en la plaza a que salga la pareja. VICENT MARÍ

Siguiendo la tradición, la última en aparecer en la boda es la novia. Su coche, también con los cristales tintados, se detiene frente a la puerta de la iglesia. Celina se queda en el vehículo, esperando a que se retiren los fotógrafos, que se llevan un chasco al comprobar que el posado previo a la ceremonia se ha quedado en papel mojado. Ya fuera del coche, la novia, que luce un sencillo vestido de corte sirena en tono crema, a juego con el novio, recibe los últimos retoques de maquillaje y peluquería. Respira profundamente y entra en la iglesia, donde la espera su futuro marido.

Últimos retoques antes de la ceremonia. VICENT MARI

Tras la ceremonia religiosa, oficiada por el párroco de Sant Josep, Josep Lluís Mollà, los invitados abandonan el pequeño templo, forman un pasillo frente al arco de flores de la entrada. Ronaldo y Celina, convertidos ya en marido y mujer, desfilan entre sus seres queridos, sonrientes, bajo una lluvia de pétalos blancos y arroz.

El exfutbolista Júlio Baptista charla con el empresario Juan José Hidalgo. VICENT MARÍ

Tras el emotivo momento, se dirigen, cogidos de la mano, al mirador para hacerse más fotos, con el mar de Ibiza de fondo. 

Un hombre se hace un selfie con el futbolista anyes de la boda. VICENT MARÍ

Un momento para el que la pareja pidió a la prensa un poco de intimidad. "Solo pedimos eso", ruega una las organizadoras de la boda. Y Celina y Ronaldo, felices, dan sus primeros pasos como matrimonio, rumbo al mirador de es Cubells.

Compartir el artículo

stats