Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mejoras para los animales

“El juez decidirá quién se lleva al perro en un divorcio y con quién va a estar mejor”

"Con la reforma de la ley, los animales por fin pasarán a ser considerados seres vivos con derechos", dice Nuria Menéndez de Llano, abogada promotora del nuevo texto

La abogada Nuria Menéndez de Llano, con su perra 'Selma'.

La abogada Nuria Menéndez de Llano, con su perra 'Selma'.

La abogada y activista Nuria Menéndez de Llano puede presumir de ser una de las impulsoras de la ley que se está tramitando actualmente en el Congreso para que los animales dejen de ser considerados “como cosas” y pasen a ser tratados “como seres vivos con sensibilidad” dentro del ordenamiento jurídico español. No en vano, Menéndez de Llano es la actual directora y una de las fundadoras del Observatorio Justicia y Defensa Animal, la entidad con sede en Oviedo que inició una campaña nacional en el año 2015 para conseguir los cambios que ahora se están tramitando en favor de los derechos de los animales. Nuria Menéndez de Llano es, entre otras cosas, miembro de la Comisión de Derecho Animal del Colegio de Abogados de Oviedo y asesora parlamentaria en esta materia. A la cita se presenta con su perrita “Selma”, un cachorro de border collie.

–¿Puede decirse que los cambios que se están ultimando para velar por los derechos de los animales en España son una iniciativa ovetense?

–Claro que puede decirse que somos los impulsores. En el año 2015 empezamos a recoger firmas a través de una plataforma digital y cuando alcanzamos las 250.000, es decir cuando ya teníamos el apoyo social, nos lanzamos a buscar el apoyo político. Fuimos al Congreso y registramos la petición para que se reformase el estatuto jurídico civil de los animales. Los primeros en interesarse de verdad fueron los integrantes de Ciudadanos, que presentaron una proposición no de ley en el año 2017. Después, el PP continuó con una proposición ya de ley en la que estuvimos trabajando durante dos años como asesores técnicos y que en su momento se avanzó mucho. De hecho, es la base de la que se está tramitando ahora. Actualmente tenemos más de medio millón de firmas exigiendo la reforma y siempre hemos formado parte de los equipos que trabajan en esto

.–¿Cree usted que esta vez va a ser la definitiva?

–Espero que sí. La proposición ya está en la fase de enmiendas.–¿Se atreve a poner fechas para la entrada en vigor de las reformas?–El texto ya está muy trabajado. Calculo que estará todo a punto en unos dos meses.

–A grandes rasgos, ¿qué cambios va a traer consigo la nueva ley?

–Principalmente, que los animales van a dejar de ser considerados legalmente como cosas. Por fin serán tratados como seres vivos con capacidades, con intereses propios y con derechos. No obstante, estos cambios son sólo el primer paso de otros muchos para garantizar los derechos de los animales. Por ejemplo, también se está trabajando en la modificación del Código Penal para endurecer los castigos a los maltratadores.

–Con la nueva ley tendrá que ser un juez el que decida quién se queda con la mascota en caso de divorcio, ¿no es así?

–Ese es sólo un ejemplo de las muchas implicaciones que va a tener esta reforma, pero en esos casos será así. Significará el reconocimiento legal de la sintiencia animal. Los jueces, cuando tengan que tomar una decisión jurídica sobre cualquier caso en el que esté implicado un animal, tendrán que tener en consideración su interés y su bienestar.

–¿Puede llegar a establecerse un régimen de visitas como se hace con los niños?

–Claro. Lo normal es que se pongan de acuerdo las partes, pero si no es así será el juez el que tendrá que decir quién se lleva al perro y con quién va a estar mejor.

–¿Cómo se están arreglando ahora esos problemas?

–Pues al animal se lo lleva aquel que pueda probar que lo tiene registrado a su nombre. Sin contar con los sentimientos.

–Otro ejemplo práctico. Una señora mayor vive sola con su mascota y se ve obligada a ingresar en una residencia de ancianos, ¿qué pasa con el animal?

–Hasta ahora no hay ningún protocolo. Como los animales son tratados como cosas están siendo considerados como un mueble más de la casa y el animal pasaría a sus herederos o al banco que se quede con la casa, si es el caso. Ahora el juez podrá disponer, por ejemplo, que esa mascota esté a cargo de una asociación especializada hasta que su dueña se recupere o hasta que se decida otro destino adecuado para el animal.

–¿Va a cambiar la normativa en cuanto al uso de los transportes colectivos por partede animales?

–Ya existe una regulación al respecto, pero evidentemente va a haber cambios. Eso de meterlos como maletas en la bodega de los autobuses se acabó.

–Actualmente, un perro puede llegar a ser embargado si su dueño tiene deudas.

–Pues sí, pero eso va a cambiar. Los animales de compañía ya no van a ser ni embargables ni hipotecables.

–¿Esta ley sólo beneficia a los animales de compañía?

–Beneficia a todos los animales.

–¿La ley asturiana protege a los animales como es debido?

–En su momento fue moderna, pero ahora creo que hay que actualizarla. Se ha quedado desfasada. Por ejemplo, habría que establecer el sacrificio cero para animales de compañía, es decir, que un animal no pueda ser sacrificado porque no haya sitio en las perreras. Y eso se conseguiría con planes de adopción serios.

–¿Oviedo es una ciudad buena para los animales de compañía?

–No lo es. Sin ir más lejos somos la única capital de provincia que no tiene una ordenanza de protección animal. Es una vergüenza.

Compartir el artículo

stats