El 'stent', una cánula o dispositivo cilíndrico, reabre completamente las arterias intestinales bloqueadas, evitando daños e incluso la muerte por una condición que causa dolor severo en los individuos y conduce a la pérdida excesiva de peso, según concluye una investigación presentada en la 38 reunión científica anual de la Sociedad estadounidense de Radiología Intervencionista, que se celebra en Nueva Orleans, Louisiana (Estados Unidos).

Al igual que la placa puede acumularse en las arterias del corazón y causar un ataque al corazón, se puede acumular en las arterias intestinales, una condición llamada isquemia mesentérica crónica, que puede causar pérdida de peso peligrosa, desnutrición y la muerte porque los intestinos no pueden recibir la sangre rica en oxígeno que necesitan para digerir los alimentos. La cirugía puede corregir el problema, pero es arriesgado.

El estudio, publicado en 'Journal of Vascular and Interventional Radiology', sugiere que una técnica mínimamente invasiva con stent en la arteria mesentérica puede de manera segura abrir las arterias bloqueadas y mantenerlas abiertas. "El 'stent' contra el bloqueo de las arterias mesentéricas salva vidas", dijo Daniel A. Leung, director del programa de Radiología Intervencionista Vascular para el Sistema de Salud Christiana Care con sede en Wilmington, Delaware (Estados Unidos).

"La cirugía abierta ha sido tradicionalmente el principal tratamiento para los pacientes con un cien por cien de la arteria mesentérica bloqueada, que se asocia con altas tasas de mortalidad y una recuperación larga, además de que muchos pacientes no cumplen los requisitos para la cirugía debido a su mala salud", explica Leung.

Esta investigación encontró que la colocación de un 'stent' en la arteria mesentérica principal que suministra al intestino puede casi inmediatamente resolver los síntomas en los pacientes los síntomas, incluso cuando esa arteria está bloqueada al cien por cien, lo que les permite ima recuperación rápida, según los autores del estudio.

En el estudio, 40 de 46 pacientes (87 por ciento) que tenían bloqueadas completamente las arterias mesentéricas superiores obtuvieron una restauración exitosa del flujo sanguíneo a los intestinos y el alivio inmediato de los síntomas experimentados gracias a la implantación del 'stent'. De los otros seis sujetos, un paciente no pudo ser localizado y cinco requirieron otro tratamiento, incluyendo la cirugía.

Leung señaló que la colocación de 'stents' en la arteria mesentérica completamente bloqueada en el pasado ha sido considerado como un procedimiento difícil y arriesgado, pero que este estudio muestra no sólo que es posible sino que se puede realizar de manera segura, restaurar con éxito el flujo de sangre hacia el intestino y resolver rápidamente los síntomas de los pacientes con escasas complicaciones.

"Los pacientes ancianos o cualquier persona con enfermedad arterial periférica que experimenta dolor abdominal después de las comidas y el sufrimiento de la pérdida de peso debe ver a un radiólogo de intervención para evaluar la isquemia mesentérica crónica. Hay una gran variedad de opciones a su disposición, incluyendo los tratamientos mínimamente invasivos como éste ", resume Leung.