Tras relatar su experiencia con el coronavirus y denunciar el "dudoso funcionamiento" de los test a los que se había sometido, la actriz Alyssa Milano ha publicado un vídeo en Instagram en el que muestra uno de los efectos secundarios más desconocidos de este virus, la pérdida de pelo.

"Sólo quiero enseñaros lo que el coronavirus ha hecho a mi cabello", arranca diciendo la intérprete que daba vida a Phoebe en 'Embrujadas'. Y es que en la imagen aparece la actriz cepillándose el pelo y mostrando los mechones que se han desprendido de su cabeza tras un solo cepillado. Por ello, termina el vídeo recordando a sus seguidores la importancia de usar mascarilla.

"Nunca conduce a una calvicie definitiva"

Son ya muchas las mujeres a las que tras pasar el coronavirus se les ha empezado a caer el pelo y, según explica el doctor David Saceda Corralo, dermatólogo y tricólogo en el Grupo de Dermatología Pedro Jaén, llegan "alarmadas" a la consulta. "Es una caída extremadamente escandalosa. Las pacientes que lo sufren vienen muy alarmadas porque piensan que van a perder todo su pelo en cuestión de semanas", explica. Pero lo cierto es que también se está dando en hombres y que en ningún caso es irreversible, ya que al cabo del tiempo el pelo vuelve a su aspecto habitual. "Nunca conduce a una calvicie definitiva", anuncia Saceda Corralo.

View this post on Instagram

¡‪Increíble la cantidad de casos de efluvio telógeno después de haber padecido la #COVIDー19! ‪💡Importante recordar sobre el #efluviotelogeno:‬ ‪✔️Es un proceso que se resuelve por sí solo, aunque sea muy escandaloso‬. Mucha paciencia.😌 ‪✔️Nunca conduce a una #alopecia, pero a veces descubrimos una alopecia que estaba presente antes. Digamos que el efluvio puede “desenmascarar” una alopecia.‬ ‪✔️Si se mantiene en el tiempo, merece la pena hacer una analítica básica💉que descarte otras causas de efluvio: Niveles bajos de hierro, alteraciones del tiroides...‬ ‪✔️Lavar el cabello🧖🏻‍♀️con frecuencia ayuda a eliminar el pelo que iba a caer tarde o temprano, y acelerar la recuperación progresiva. ‬

A post shared by Dr David Saceda Corralo (@drdavidsaceda) on

Para la también dermatóloga Elisa Santos todo se debe a casos de efluvio telógeno. "Se trata de un tipo de caída del cabello que también se produce tras un parto, una cirugía, una enfermedad ... ¡y muchas otras causas! Ocurre entre 3 y 6 meses después de estas situaciones", comenta en Instagram.

Y es que es un proceso transitorio que sólo requiere de tiempo. "El fenómeno dura normalmente de dos a tres meses, el tiempo necesario para que el cabello que se ha refugiado en la fase telógena se caiga, y se suele resolver espontáneamente con la vuelta a la fase anágena del cabello caído", explican en la web de los laboratorios Cessare Ragazzi. "Aunque hay terapias que pueden ayudar a acortar la duración", aclara en Twitter el también dermatólogo Sergio Vano, que añade: "Lo importante es siempre diagnosticar que se trata de este tipo de caída y no una alopecia androgenica para dar el tratamiento adecuado".

La caída de cabello como efecto secundario del coronavirus presenta muchas dudas todavía, empezando por la incidencia que tiene entre los enfermos. Según un estudio hecho por la organización Survivor Corps a 1.700 personas, el 65,7% de los encuestados decían haber experimentado pérdida de cabello, mientras que otra investigación realizada en Reino Unido habla de un 27% de afectados.

Por su parte, la Academia Española de Dermatología (AEDV) ha puesto en marcha un estudio con 100 personas para determinar si la causa es, como parece, resultado del estrés posenfermedad o si pudiera tratarse de la reacción a algún tipo de medicamento para tratar el coronavirus.