La espirulina puede que nos haga pensar en un nombre de medicamento, pero no lo es. Se trata de un superalimento que se ha puesto de moda por sus grandes aportes nutricionales. Es un alga comestible con alto valor nutritivo, fuente de proteínas, vitaminas y minerales. La espirulina, además, tiene efecto saciante, lo que nos ayudará de forma saludable a llevar a cabo la 'operación bikini' con vistas a los meses estivales.

La espirulina aporta potasio, magnesio, calcio, zinc, manganeso, selenio, hierro y fósforo y contiene vitamina E y otros elementos con propiedades antioxidantes, betacaroteno y todas las vitaminas del grupo B. Igualmente tiene pigmentos en altas cantidades que podrían tener efectos antioxidantes y antiinflamatorios. Algunos estudios indican que la espirulina puede mejorar el metabolismo de las grasas y de la glucosa, reduciendo la grasa acumulada en el hígado y protegiendo al corazón. Este alga está disponible en Mercadona en cápsulas, pudiendo ser ingerida con un poco de agua, jugos o batidos. 

15 beneficios de la espirulina para la salud

  1. Disminuye la presión arterial, ya que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y promueve la producción de óxido nítrico;
  2. Disminuye el colesterol y los triglicéridos, debido a que inhibe la absorción de lípidos y ayuda a aumentar el colesterol bueno HDL; 
  3. Mejora los síntomas de la rinitis alérgica, reduciendo las secreciones nasales, la congestión, los estornudos y la comezón, debido a que fortalece el sistema inmune; 
  4. Previene y controla la diabetes, debido a que aparentemente ayuda a incrementar la sensibilidad a la insulina y a reducir rápidamente los niveles de glucosa;
  5. Favorece la pérdida de peso debido a que disminuye la inflamación a nivel del tejido adiposo y, como consecuencia, aumenta la pérdida de grasa en personas con síndrome metabólico;
  6. Podría aumentar la atención, mejorar el humor y la disposición, evitando la depresión, debido a que es rica en magnesio un mineral que ayuda a producir las hormonas que causan bienestar;
  7. Podría mejorar la memoria y ejercer un efecto neuroprotector, debido a que es rica en ficocianina y antioxidantes, por ello se cree que podría ser beneficiosa para personas con alzheimer y para reducir el deterioro cognitivo que ocurre con la edad;
  8. Podría reducir la inflamación debido a que contiene ácidos grasos omega-3 que actúan como antioxidantes y antiinflamatorios en el organismo;
  9. Mejorar y fortalecer el sistema inmune debido a que activa las células inmunitarias. Inclusive algunos estudios indican que puede ser beneficioso para personas que presentan VIH para ayudar a mejorar su inmunidad; 
  10. Podría ayudar en el tratamiento de la artritis, debido a que aparentemente posee un efecto antiartrítico protegiendo las articulaciones;
  11. Impide el envejecimiento precoz, por ser rica en antioxidantes como la vitamina A, vitamina C, entre otros, que ayudan a disminuir el daño celular causado por los radicales libres;
  12. Previene el cáncer, por ser rica en antioxidantes y en micronutrientes como zinc y selenio, que evitan el el daño celular causado por los radicales libres; 
  13. Favorece la hipertrofia y la recuperación muscular debido a que es rica en proteínas, omega-3 y minerales como hierro y magnesio, además de esto también puede mejorar el rendimiento en los ejercicios de resistencia; 
  14. Purifica el organismo debido a que posee un efecto hepatoprotector, evitando el daño a las células del hígado y protegiéndolo de toxinas, gracias a su efecto antioxidante. Además de esto, la espirulina tiene la habilidad de reducir la grasa acumulada en el hígado. También podría ejercer un efecto antiviral contra el virus del herpes simples y la hepatitis C;
  15. Podría mejorar los síntomas de la anemia, debido a su contenido de hierro.  

¿Efectos secundarios?

Ahora bien, la espirulina puede tener también efectos secundarios como estreñimiento, más sed de lo habitual y erupciones en la piel. Igualmente no está recomendado su consumo para personas que tomen medicamentos que puedan incrementar el riesgo de hemorragia; para embarazadas y niños en periodo de lactancia, ni para quien padezca hiperuricemia, hipertiroidismo, fenilcetonuria, o enfermedades del hígado y patologías autoinmunes. Así que revise bien las indicaciones antes de decidirse a tomar este superalimento, potente complemento dietético, que puede provocarle efectos adversos.