Hidratarse es muy importante. Lo más recomendable es beber agua, pero hay otras opciones refrescantes sin azúcar ni procesos industriales que no solo no engordan, sino que pueden ayuda a quemar grasa y reducir la hinchazón abdominal. La clave está la unión de tres ingredientes al alcance de la mano y de cualquier bolsillo: agua, limón y jengibre.

El limón es uno de los "remedios naturales" más conocidos para favorecer la pérdida de peso. Su alto contenido en vitamina C lo convierte en un antioxidante muy eficaz que ayuda a depurar los excesos del cuerpo, combate la retención de líquidos, desintoxica el organismo y reduce la hinchazón de la barriga.

Por otro lado, el jengibre también favorece la pérdida de peso. Mejora las funciones digestivas, al tiempo que tiene un efecto termogénico que ayuda a activar el metabolismo y contribuye al control del azúcar en sangre. Esto lo convierte en un potente quemagrasa. Y lo mejor de todo es que este superalimento que reduce el azúcar en sangre y te ayuda a quemar grasa es muy barato.

La unión de ambos ingredientes, con tantas propiedades que promueven la eliminación de residuos del cuerpo, da lugar a una bebida refrescante que actúa como potente limpiador del organismo. Hay, además, otros muchos beneficios que puedes obtener de esta mezcla. Si quieres conocer algunos, aquí tienes de forma detallada las propiedades del jengibre y las mejores maneras de consumirlo para aprovecharlas.

El limón no tiene nada que envidiar al jengibre, pues no se queda corto en propiedades. Tienes hasta siete motivos por los que incluir el consumo de limonada casera en tu dieta, es decir, entre tus rutinas diarias para potenciar tu salud y bienestar.

Sigue con nosotros y, a continuación, te enseñamos a elaborar tu refresco casero de jengibre y limón.

La receta del agua de jengibre y limón

No tiene mucho misterio. Solo hay que mezclar los ingredientes en frío o a temperatura ambiente y dejar infusionar. No es necesario calentar. Se pueden preparar varios litros de una vez o trabajar con pequeñas cantidades, incluso unidades. Para preparar un vaso por persona, lo recomendable es añadir por cada vaso de agua, el jugo de medio limón y dos centímetros de raíz de jengibre en la base del vaso. Este ingrediente se añade rallado. A la hora de tomarlo se pueden eliminar los trozos de jengibre o dejarlos, al gusto.

Y si eres un fan del agua con gas, una manera de consumir agua muy del gusto en Canarias, usa el limón y el jengibre para darle algo de sabor. No hay mejor refresco natural. Anímate a probarlo.