Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis de experto

"El 5G supone un avance, pero no una revolución tecnológica"

La implantación de la nueva red móvil traerá consigo una serie de ventajas para el usuario que, en palabras del catedrático Xavier Vilajosana, "irán sucediendo lentamente"

La tecnología 5G se implanta este sábado en España.

La tecnología 5G se implanta este sábado en España. SHUTTERSTOCK

La aparición de la tecnología 5G ha puesto en jaque a toda la comunidad en pos de algo que muchos caracterizan de "revolución tecnológica". La quinta generación de conectividad de telefonía móvil, la sucesora del 4G, llega hoy mismo de la mano de la empresa Vodafone para quedarse y promete ofrecer grandes ventajas al usuario. Pero, ¿qué es el 5G?

"Si quieres transmitir más datos y más rápido necesitas más canales, como en la televisión, más bandas", señala Vilajosana

"El 5G es una actualización de una infraestructura de telecomunicaciones y tiene distintos componentes, cosas que nosotros vemos como usuarios y otras que no, que forman parte de los operadores", explica con detalle Xavier Vilajosana, catedrático de Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones en la Universidad de Cataluña. "Con respecto a esto hay que hablar de dos grandes partes. Por un lado está el acceso y luego el transporte. Lo primero es lo que usa nuestro móvil para conectarse a la antena y casi siempre es inalámbrico. El transporte es lo que no vemos, es cómo la información va viajando por las redes para llegar a los servidores y que te devuelvan el contenido que quieres de Internet. Así, se mejora el acceso para que tengamos mejor conectividad, más velocidad, más ancho de banda, muchos más dispositivos y además, si yo conecto muchos dispositivos va a pasar que la infraestructura también tiene que crecer porque habrá muchos más datos transportándose", concreta el catedrático.

Vodafone ya anunció que desplegaba esta primera red 5G, aunque según Vilajosana "en el acceso de telecomunicaciones no hay magia, si quieres transmitir más datos y más rápido necesitas más canales, como en la televisión, más bandas. Lo primero que han hecho ahora es abrir una nueva banda, que es la de los 3,5 gigahercios -hasta ahora estábamos en los 2,1 o 1,8 y 900 megahercios-, y con esta banda caben más datos y más gente". Pero, ¿cuántos teléfonos y ordenadores están preparados para soportar esta tecnología? Ahora mismo, solo tres modelos.

Infografía: Izaskun Garaizabal

Más allá de esto, la aparición de este nuevo ancho de banda responde a unas necesidades financieras de las empresas de telecomunicaciones. Con su creación, han conseguido eliminar los costes fijos en maquinaria y pasarlos a variables. "Si quieres trasportar más datos tienes que hacer que las redes escalen más, para ello había un problema ya que si hay que conectar a más gente hacen falta más cacharros (routers y switches) y cada uno era una inversión de coste fijo que encima se hace viejo y hay que mantenerlo. Así, la comunidad científica y los fabricantes han cambiado el comportamiento del aparato 'hardware' por 'software'. Una máquina en Amazon, por ejemplo, deja ejecutar un programa, pero ahora ejecuta un programa que emula a un router. Han cambiado máquinas fijas de un coste elevado por otras que emulan a esas fijas, esto se llama 'Software Defigne Networks'", sentencia el experto, que además añade que "se trata de reducir los costes y las inversiones, con esto escalan mucho más. Que tengo mucha demanda y muchos usuarios, arranco más máquinas. Que luego por la noche hay menos usuarios, pues las apago. No hay que invertir tanto dinero para dar una mejor respuesta. De ahí que puedan decir que van a aumentar la velocidad o la latencia, pero podrán en caso de que se pida".

Gigas ilimitados

Esto no quiere decir que, a priori, la nueva red no tenga ventajas para el usuario de a pie, aunque no tan sorprendentes o rápidas como se espera. "Para entender el avance hay un ejemplo muy fácil: nosotros hemos estado siempre conduciendo por carreteras y ahora, de pronto, nos enseñan lo que es una autopista. Este es el cambio", dice Vilajosana. "Lo percibiremos en que tendremos más dispositivos que se conectan a Internet, desde el termostato de nuestra casa hasta el coche... recibiremos contenido multimedia de más calidad, en lugar de ver vídeos de 4K serán de 8K en el móvil o donde sea, habrá mucha más capacidad de datos. Esto es lo que se percibirá de inmediato".

"Veremos gran avance en los coches, que se conectarán a la infraestructura de los operadores de telefonía desarrollando sistemas de seguridad gracias a la telemetría y los datos que enviarán"

Xavier Vilajosana - Catedrático en la UCO

En opinión del experto, el cambio del 4G al 5G va a ser menor que cuando se dejó atrás el 3G. "Cuando teníamos 3G no podíamos ver vídeos en el móvil cuando íbamos en el tren, con el 4G se podían ver las series en el móvil tan tranquilamente. Ahora habrá resolución alucinante, súper 'high definition', pero seguiremos viendo series. A mí me impresiona menos". Aunque reconoce que, como contrapartida, "la capacidad de datos que ofrece la nueva tecnología es de 100 o 1000 veces más".

Esta capacidad de ancho de banda también provocará un cambio en las tarifas de telefonía. Lo que hoy en día es una media de entre 2 y 5 gigas de datos para un usuario normal, pasará a 100 o incluso ilimitados. "Ahora la conectividad ya no estará limitada, será oblicua, estará en cualquier parte, es decir, el contenido lo vamos a recibir en el móvil sin pensar que se está en una red, parte de tu móvil ya es el contenido. El tema de datos pierde el sentido", dice el experto.

" Cada vez iremos teniendo mejores servicios de conexión y sin darnos cuenta tendremos más cosas conectadas a Internet", afirma Vilajosana

Y aunque Vilajosana reconoce que es algo escéptico con todo lo que se dice, "hay mucho marketing, todo el mundo se apunta a la ola, conecto un paraguas a Internet y ya es un paraguas con 5G", sí que señala que "veremos gran avance en los coches, que se conectarán a la infraestructura de los operadores de telefonía desarrollando sistemas de seguridad, se mejorará. El coche estará mandando datos de telemetría, lo que perciben sus cámaras y sensores, si hay un frenazo brusco, hielo en la carretera... el coche antes de que llegues te lo dirá. Esto es una gran mejora en seguridad". En cuanto a la latencia -la percepción que tenemos o lo rápido que percibimos una información-, algo a lo que se está dando gran importancia, Vilajosana dice que "lo que falla y no tienen estos operadores que promueven el 5G son los casos de uso. Yo tengo una red que va rapidísima y mi latencia es menos de un milisegundo y puedo subir gigabits por segundo donde sea, ¿quién necesita esto?".

Y pese a que es evidente que los usuarios de a pie se beneficiarán en aspectos básicos como la velocidad y la calidad, así como de las aplicaciones que vayan apareciendo, el catedrático cree que "será algo lento. Si miramos diez años atrás hemos avanzado, tenemos muchos más dispositivos conectados, pero ha sido de forma paulatina. En las aplicaciones del 5G va a pasar lo mismo. Cada vez iremos teniendo mejores servicios de conexión y sin darnos cuenta tendremos más cosas conectadas a Internet. Para mi no es un momento histórico, es una evolución por motivos económicos de los operadores y la evolución natural".

Compartir el artículo

stats