Perder peso es cada vez más complicado. Sobre todo si vas cumpliendo años y si tienes en cuenta que cada vez tenemos menos tiempo libre es necesario aprovechar cada momento par adelgazar. Por eso hoy te traemos un truco que puede serte útil. Cambia tu mesa en la oficina. Cambia tu ordenador en casa. Trabajes donde trabajes ponte de pie. Estando sentado quemas menos calorías y, además, normalmente al mirar a la pantalla fijamente desde la mesa adoptas una postura que daña tu espalda y (en no pocas ocasiones) tu propia vista.