El campamento de migrantes en Las Raíces, La Laguna (Tenerife) ha sufrido nuevos destrozos. La tensión entre los migrantes hizo que los cuerpos de seguridad tuvieran que intervenir.