Brahim Gali, líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (Rasd), hospitalizado en España por Covid, ha sido denunciado por un delito de violación en la Audiencia de Sevilla por Khadijatou Mahmoud, que en un vídeo difundido por la disidencia saharaui asegura que “es una víctima más del Polisario”.

La mujer relata en la grabación que vino a España en el año 1997 y que en 2005 fue de visita a los campamentos de Tinduf para ver a la familia. Cuenta que se quedó hasta el año 2010 y que en todo ese tiempo trabajó como traductora en Rabouni, en el barrio que acoge a las ONG.

Allí fue violada y lo denunció en los tribunales españoles cuando volvió a Sevilla. “Hace unos días me enteré por los medios de comunicación que Brahim Gali, el hombre que me violó está aquí; estoy muy agradecida a este país porque me dio la oportunidad de poner la denuncia y reconocer mis derechos; pero estaría muy agradecida si lo detienen formalmente, a ver cuándo se va a hacer justicia”, declara Mahmoud en el vídeo.

Asegura que no entiende por qué el Gobierno de España lo ha dejado entrar entrar en país, pero subraya que tampoco “quiere llegar hasta ahí”. “Como una víctima más, deseo que lo cojan y lo detengan”, concluye la mujer en su alocución.