Diego Costa reconoce las diferentes filosofías de su club y de la Selección pero advierte que ningún debut es fácil. El de Lagarto desea asimilar sensaciones con el combinado nacional para coger confianza.