Cómo cualquier deporte, esquiar tiene riesgos, pero se pueden minimizar. Las lesiones típicas del esquiador son en la rodilla, en ligamentos. El 40 por ciento del total, sobre todo en gente que está empezando. La famosa cuña, posición tan antinatural que tiene riesgos. Pero también son esquiadores de riesgo los que creen que saben. En el snowboard, las lesiones son sobre todo de muñeca y hombro, lo primero que se pone en el suelo al caer. Para que se hagan una idea, en una estación grande, 15.000 esquiadores, al día de media hay 45 lesiones. El esquí tiene mala prensa, parece mucho, pero hay muchos más por ejemplo en fútbol. Los peligros: las últimas horas del día, cuando estamos más cansados, ahí alto riesgo. Y también peligrosa la nieve primera o papa. Los esquís y las fijaciones se adaptan al nivel y al peso del esquiador, así que ojo con las tablas prestadas, pueden ser causa de lesión.