No es una estrella de cine, no es Justin Bieber, es Jesé Rodríguez. El delantero grancanario del Ankaragücü de la Superliga de Turquía fue recibido ayer en el aeropuerto de Ankara por un centenar de fieles del club amarillo