Este lunes en León, el líder del PP, Mariano Rajoy, ha dejado claro que sigue sin querer entrar al trapo de las críticas vertidas por el candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, que en los últimos días ha elevado el tono de su campaña. "A mí no me van a encontrar, se han equivocado de enemigo. El enemigo es la crisis y el paro", ha declarado en el mitin que ha ofrecido en un polideportivo local ante cerca de 2.000 personas.