Probablemente los electores se preguntén ¿por qué hay que elegir a los diputados regionales a través de dos urnas? La razón está en la entrada en vigor del nuevo Estatuto de Autonomía. Con él se aprobó una nueva ley electoral en Canarias que incluye la ampliación del arco parlamentario en diez escaños, uno por Fuerteventura -para compensar el aumento de la población residente- y nueve por la lista autonómica, que se puede votar desde todas las islas. En esta lista tendrán más peso los votantes de las islas con más población. La lista regional, al igual que la insular, tiene una barrera electoral. En este caso solo se tendrán en cuenta aquellas listas que obtengan, al menos, el 4% de los votos válidos emitidos en la Comunidad Autónoma. En el caso de la lista insular -siete- la barrera electoral es mayor. Solo se tendrán en cuenta las listas de partidos o coaliciones que, al menos, logren el 15% de los votos válidos emitidos en su circunscripción insular o los que al sumar los de todas las circunscripciones insulares obtengan, como mínimo, el 4% de los votos válidos emitidos en la toda la Comunidad Autónoma.