La erupción de volcán La Soufriere en las Antillas Menores del Caribe podría afectar a Canarias en las próximas horas con la llegada de una lengua dióxido de azufre (SO2) en altura, aunque hay que señalar que esta circunstancia no afectará a la población dado que las partículas viajan a una elevada altura. En este sentido, hay que señalar que normalmente el SO2 viaja entre los 3.000 y 5.000 metros. No obstante, la Aemet aún no ha reportado datos sobre este fenómeno aunque ya se pueda ver en el radar de algunas aplicaciones meteorológicas y en redes sociales especializadas.

La explosión de este gran volcán ha creado grandes nubes de dióxido de azufre que han sido capaces de recorrer bastantes kilómetros, gracias, en gran parte, a la circulación general atmosférica. Las previsiones apuntan que una lengua de SO2 podría aproximarse al archipiélago a a partir de esta noche.

Los modelos indican que la intensidad de esta entrada desde el suroeste podría ser de hasta 320 ug/m2.

Los índices estándares que tiene el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico reflejan que 125 ug/m3 es el máximo diario durante 3 veces en un año civil.

El SO2 es un gas invisible que afecta especialmente a grupos de riesgo y a enfermos por asma y, aunque generalmente no llega a superficie, se deben tomar precauciones. El 99 por ciento del dióxido de azufre del planeta es producido por el humano. El SO2 es, por ejemplo, el responsable de la lluvia ácida.