Operarios del Cabildo de Gran Canaria han demolido la pasarela peatonal de estructura metálica de 15 metros de longitud de Juan Grande, que será sustituida por un paso de cebra regulado por dos semáforos, uno a cada lado de la vía.

El vicepresidente insular y consejero de Obras Públicas, Miguel Ángel Pérez, ha hecho este anuncio en un comunicado, tras visitar, junto a la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Conchi Narváez, las obras que se realizan en la GC-500, que incluyen el desmonte de la infraestructura de la pasarela debido a "su coste de mantenimiento, al estado deteriorado que presenta y a razones de seguridad".