Rubén Fariña y Rayco Tosco son dos jóvenes tinerfeños, propietarios de cuatro guachinches en Tenerife, que han elegido Telde para instalar El Abollado, un restaurante de las mismas características que los otros que regentan, típicos de la isla vecina. La concejala de Desarrollo Local, Nayra Navarro, ha visitado el local, ubicado en San Gregorio, para conocer de primera mano su historia y cómo avanza en la ciudad.

Los responsables de El Abollado cuentan que, tras visitar un fin de semana Gran Canaria y conocer Telde, no tuvieron dudas a la hora de elegir este municipio para asentar su nueva idea de negocio. Así, hace unos meses abrieron sus puertas, recibiendo una cálida bienvenida y una gran acogida por parte tanto de teldenses como de foráneos de todos los rincones de la isla, tal y como aseguran.