"Hemos sido muy afortunados por haber estado 38 años ayudando y aconsejando para que cada cliente consiguiera realizar sus propósitos, ahora toca cerrar". Con este mensaje, los responsables de la tienda de tejidos Kilo de Telde anunciaban en las redes sociales y a través del WhatsApp el final de este negocio que forma parte de la historia del barrio de San Gregorio.

Pero antes de cerrar de forma definitiva sus puertas, Kilo liquidará todas sus existencias con un 50% de descuentos en sus telas, una oferta a la que decenas de personas no se han podido resistir. El mismo lunes, antes de la apertura de la tienda, ya había cola en la calle Luján Pérez, en la zona comercial abierta de San Gregorio.

Uno de los primeros en llegar fue Octavio Reyes, junto a su hija y su mujer, que querían aprovechar la oportunidad para comprar ropa tradicional canaria, telas y otros artículos a precios reducidos. Ellos se enteraron a través de un grupo de WhatsApp y no dudaron en acudir "para ver qué había".