Tras los nuevos bombardeos nocturnos de la coalición sobre Trípoli, el régimen libio muestra los restos de un edificio del complejo residencial de Gadaffi. Las bombas, aseguran, han caído a sólo unos metros de estas familias que han decidido acampar junto a la residencia de su líder para protegerlo. La televisión libia enseña también este depósito donde asegura, yacen civiles muertos por los ataques occidentales. Desde la coalición se desmiente cualquier dato que provenga del régimen de Trípoli. También su nuevo anuncio de alto el fuego. Pero ya ha surgido la primera discrepancia entre los aliados. Para Estados Unidos, eliminar ahora mismo a Gaddafi sería una insensatez.