Un helicóptero de rescate se ha acercado a toda velocidad por la proa del Costa Concordia. Una vez sobre la vertical, se ha quedado quieto. Minutos después, muy lentamente, ha sido izada una camilla con el cuerpo de un naúfrago acompañado de un miembro de los equipos de rescate. El nombre de la última persona rescatada es Manrico Giampedroni, comisario de a bordo, encerrado durante 36 horas en ese ataúd de lujo.