El veredicto del Tribunal bonaerense no ha querido dejar lugar a ninguna duda. Jorge Rafael Videla, de 86 años, y Reynaldo Bignone, de 84, los dos exdictadores argentinos, pasarán probablemente lo que les queda de vida en la cárcel por los hechos sucedidos en los oscuros años de 1973 a 1986, durante la dictadura del país.