Los familiares de los pasajeros siguen llegando a un hotel de Pekín, donde esperan, angustiados, noticias del avión desaparecido de madrugada en el Mar de la China Meridional. Un Boeing 777 de la compañía Malaysia Airlines que despegó pasada la media noche del aeropuerto de Kuala Lumpur, con destino a la capital china. Apenas dos horas después, los controladores perdieron su rastro, a sólo 193 kilómetros de la costa