El Congreso local de Oaxaca ha aprobado por mayoría la despenalización del aborto. Decisión histórica y polémica por su fuerte tradición católica. Una propuesta que llevaba más de 10 años congelada. Oaxaca se convierte así en el segundo estado de México donde se puede interrumpir el embarazo antes de las 12 semanas de gestación. El primero en hacerlo fue Ciudad de México en el año 2007.