Varios amigos de Pedro, que fue condenado por un delito de maltrato animal por la muerte de Timple, han grabado un vídeo su defensa, insistiendo en que lo ocurrido fue "un accidente". "Somos amantes de los animales. Algunos incluso veganos", señala uno de ellos, justificando que no defenderían a su amigo si no creyeran su versión sobre lo ocurrido con este perro callejero.