La quinta ola de la Covid-19 sigue imparable en Canarias. Muchas personas, a pesar del incremento de contagios, hacen caso omiso y realizan fiestas en las que no respetan las medidas para evitar la propagación del coronavirus. La penúltima de estas ocurrió en un bar de Puerto del Carmen, en el municipio lanzaroteño de Tías.

Las imágenes son las de una auténtica explosión de fiesta, con clientes incluso subidos a las sillas, y otros transeúntes observando el espectáculo desde fuera o sumándose al baile desde la calle.