Los médicos forenses han explicado en el juicio que la víctima recibió el primer ataque por la espalda y que, en total, presentaba nueve puñaladas