La capital grancanaria es una ciudad portuaria, cosmopolita, multiracial y multicultural.