La trigésimo primera edición de la Atlantic Rally for Cruisers (ARC), la regata transoceánica más larga e importante del mundo, conectará un año más Gran Canaria con la isla caribeña de Santa Lucía. Reunirá entre el 6 y el 20 de noviembre a más de 1.200 navegantes de 46 países en Las Palmas de Gran Canaria para participar en un evento internacional que servirá para promocionar Gran Canaria como un destino náutico de referencia mundial. Australia, Indonesia, Chile, Sudáfrica y un amplio abanico de naciones europeas figuran entre los países de origen de los participantes en la regata. Entre los tripulantes, 61 superan los 70 años y el navegante más joven, nacido en marzo de 2015, viajará en una de las 15 embarcaciones en las que se enrolarán otros 33 niños menores de 16 años. El Cabildo grancanario y el Ayuntamiento capitalino patrocinan esta prueba en la que el gasto turístico de las tripulaciones y familias de los 300 veleros y catamaranes inscritos superará el millón de euros.